Facebook 163
Facebook 163
 Facebook 163
Facebook 163
 Facebook 163
Facebook 163

En los últimos meses, el Estado Islámico recibió el apoyo de varios combatientes que decidieron viajar desde Occidente para unirse a las filas del grupo yihadista. Sin embargo, de a poco las fuerzas kurdas también empiezan a sumar milicianos occidentales. En los últimos días, una mujer israelí, de origen canadiense, viajó a Irak para luchar contra los terroristas.

"He decidido contribuir con el esfuerzo nacional kurdo", expresó Gill Rosenberg, de 31 años, durante una entrevista telefónica con la Radio de Israel.

De acuerdo con lo publicado en su cuenta personal de Facebook, que sirvió en el Ejército de Defensa de Israel, en el Comando de la Retaguardia.

La joven israelí contó que primero se puso en contacto con las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), del Kurdistán sirio. "Los encontré a través de Facebook y les dije que quería ir como voluntaria, y me fui a Irak", sostuvo Gill.

"Ahora estoy en la frontera sirio-iraquí a tres mil metros del Estado Islámico", apuntó.

Con respecto a su decisión de viajar para ayudar a los kurdos, Gill sostuvo: "Ellos son nuestros hermanos y son gente buena que ama la vida igual que nosotros".

Según consigna el portal Aurora, la joven fue arrestada en los Estados Unidos por estafa en 2009, y condenada a cuatro años de prisión. Condena que fue reducida al ser deportada a Israel.