163
163
 163
163

Concebido como un homenaje a Rick Wright, que murió de cáncer en 2008, el álbum se basa en las tomas descartadas de "The Division Bell", lanzado en 1994, que estaba destinado a ser un disco doble. Pero por falta de tiempo, mucho material quedó fuera. Hasta que Gilmour y Mason decidieron recuperarlo hace dos años, añadiendo "unas pocas guitarras aquí, un poco de batería por allá" y volviendo a grabar algunas partes.