163
163

Tras declarar la semana pasada pérdidas de 783 millones de euros entre abril y septiembre, un 561% más que en el mismo período en 2013, Sony anunció que continuará fabricando teléfonos inteligentes.


"Tenemos la intención de mantener nuestro negocio de smartphones, en vez de retirarnos de este terreno", dijo Kenichiro Yoshida, director financiero del gigante japonés de la tecnología.


Además, detalló que, luego de una reunión con los inversores el 25 de noviembre, esta rama atravesará una reestructuración. Entre las medidas a tomarse, se incluyen el cese de la fabricación de smartphones exclusivos para China y una reexaminación de las estrategias de venta en ciertas regiones.


"Una vez establecida una dirección concreta, compilaremos las propuestas detalladas de reestructuración y las presentaremos en torno a febrero, cuando anunciemos nuestros resultados entre abril y diciembre (primeros nueve meses del ejercicio fiscal en Japón)"


Según informó el periódico nipón Yomiuri, Sony dejaría de vender productos de gama media y baja en América Latina, además de en China, debido a la gran competencia a la que se enfrenta.


LEA MÁS:

LEA MÁS:

Sin embargo, Yoshida destacó que el modelo Xperia Z3 fue tan exitoso que duda que la facturación de la empresa se encoja y que para la reestructuración se destinará una cantidad "conservadora" de dinero. "Por ello, es poco probable que los costes rebasen nuestras estimaciones", aseguró.