163
163

Las divisiones dentro del chavismo preocupan a Nicolás Maduro y su entorno. El vicepresidente del gobernante PSUV y presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, volvió a manifestarse contra aquellos que piensan distinto dentro del partido.

"¡Tienen que acabarse los grupos! ¡Tiene que haber chavistas rajaos!", se indignó el primer vicepresidente del PSUV en la asamblea del partido, a pesar de que los estatutos y principios de la organización reconocen las corrientes y la diversidad política.

"¡Suprema lealtad al legado de Chávez! La absurda duda es traición", disparó a la disidencia, aunque no mencionó a Marea Socialista ni a los Círculos Bolivarianos, que reivindican la crítica y la existencia de corrientes como parte del debate político.

De acuerdo con lo que consigna El Nacional, Cabello instó a identificar, con nombres y apellidos, a "escuálidos infiltrados" en el gobierno; a "chavistas de la boca para afuera, que son peores que los escuálidos".

"No podemos permitir que estén en cargos si no son revolucionarios; una revolución se hace con revolucionarios. Solicito nombres, si cometen hechos de corrupción y si maltratan al pueblo. Hay que sacar vicios de la cuarta república que ponen en peligro la revolución. Estoy a la orden; vamos a ayudar a Nicolás Maduro. Un revolucionario no miente, no hace negocios, no hace componendas. Un revolucionario está dispuesto a ir al combate; quien no tenga fuerza, déle espacio a otros", concluyó.