El cuadricóptero Nixie se aferra a la muñeca y puede volar para tomar fotografías desde lugares de difícil acceso. Al igual que un bumeran, regresa a su propietario y luego se sincroniza con su teléfono inteligente.

Luego de ser superada por Qualcomm en los últimos años por su demora en abordar el segmento de teléfonos inteligentes y tabletas, Intel busca que sus procesadores estén a la vanguardia de futuras tendencias en tecnología.

Su presidente ejecutivo, Brian Krzanich, lanzó en enero el concurso Make it Wearable para alentar a emprendedores y aficionados a usar los procesadores de Intel para desarrollar nuevos tipos de tecnología portátil. El premio en dinero busca ayudar a los ganadores a llevar su prototipo al mercado.

"Este fue un experimento para ver qué podríamos hacer en este espacio y ver qué tipo de creatividad podríamos generar", dijo Krzanich en el evento de premiación. "El valor real de esto fue la diversidad de equipos e ideas", agregó.

Detrás de Nixie quedó la mano robótica de bajo costo, destinada "a replicar funciones avanzadas por menos de u$s1.000".

Los u$s200.000 entonces fueron a parar a Open Bionics, liderado por un equipo británico que desarrolla una mano biónica de bajo costo que se hace a medida con impresoras 3D. Joel Gibbard, fundador de Open Bionics, aseguró que su objetivo es llenar el hueco que existe en el mercado para prótesis con alta funcionalidad y bajo costo.

El proyecto es un paso más allá del que se lleva adelante en varias partes del mundo, incluida la Argentina, donde un niño de 11 años recibió una desarrollada mediante una impresora 3D.

El tercer equipo, galardonado con u$s100.000, fue el de ProGlove, un guante inteligente que aspira a aumentar la productividad en las cadenas de montaje y que alerta al trabajador de situaciones peligrosas, como cuando una pieza está muy caliente, o le indica si ha ensamblado bien una pieza y su nivel de cansancio.

Los finalistas incluyeron una almohadilla que permite que los bebés prematuros en incubadoras sientan el latido de su madre y un collar que utiliza patrones de pulsos que se sienten en el pecho para dar direcciones paso a paso a los ciclistas para que no tengan que revisar sus teléfonos inteligentes.

Samsung Electronics, Motorola y otras compañías tecnológicas están lanzando una creciente cantidad de relojes y pulseras inteligentes, pero la categoría de tecnología portátil como parte del vestuario aún debe ganar impulso entre los consumidores. Apple planea presentar su reloj inteligente en el 2015.

Intel, cuyos procesadores dominan el mercado de las computadoras personales y los servidores, este año compró la empresa de seguimiento de salud Basis. También se asoció con Fossil y Opening Ceremony, responsables de otros aparatos que se pueden llevar en la muñeca.