minci.gob.ve 163
minci.gob.ve 163

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo este lunes que hará una "revolución policial" después de asegurar que un grupo de funcionarios de la Policía de Caracas participó en el asesinato del diputado chavista Robert Serra, ocurrido el 1º de octubre pasado.


Reclamó que "un grupo completo" que ya fue capturado de funcionarios de la Policía de Caracas (Policaracas) que debían proteger la vida de Serra "traicionaron su juramento" y "se pusieron al servicio de mafias paramilitares colombianas para asesinar a un líder de la juventud venezolana".


El gobernante prometió que construirá una "nueva ética del poder" que rompa con viejos esquemas "del uso del poder para enriquecerse o para enriquecer a grupos económicos o para ponerse al servicio de grupos económicos".



Dos días después del crimen, Maduro acusó al ex presidente colombiano Álvaro Uribe (2002-2010) y a "criminales" protegidos por el Gobierno de los Estados Unidos de ser los autores intelectuales del homicidio.