Facebook 163
Facebook 163
Reyhaneh Jabbari

tiene 26 años y mañana verá cómo su vida se apaga por vivir bajo un régimen que aplica leyes medievales contra las mujeres. Fue condenada por un tribunal islámico a morir en la horca luego de haber sido encontrada culpable de matar al hombre que la sometió sexualmente sin su consentimiento.


Jabbari fue detenida en 2007 por la muerte de Morteza Abdolali Sarbandi, ex empleado del Ministerio de Inteligencia de Irán, quien, según el relato presentado por la mujer, había abusado sexualmente de ella. El tribunal, que responde al régimen de Teherán, no le creyó, la declaró culpable y la sentenció a muerte en 2009. El veredicto fue confirmado por la Suprema Corte iraní pero pospuesto en reiteradas oportunidades. La última de ellas, el pasado 30 de septiembre.


 Facebook 163
Facebook 163

Más de 190 mil personas firmaron un petitorio en el cual se solicita piedad al régimen ultraislámico iraní. Sin embargo, el gobierno encabezado por Hasan Rohani no responde a los pedidos y continúa con el cumplimiento de la sentencia.


Hassiba Hadj Sahraoui, director de Amnistía Internacional para Medio Oriente y el Norte de África señaló: "Las autoridades deben actuar ahora para detener su ejecución". "En lugar de reagendar la fecha de ejecución de Reyhaneh Jabbari, la Justicia iraní debería ordenar un nuevo juicio que contemple los estándares internacionales para juicios justos sin la pena de muerte", añadió el ejecutivo de los derechos humanos.