La explosiva tapa de la revista Veja que puede definir la elección presidencial en Brasil

A dos días del ballottage, el semanario de mayor tirada presenta una imagen de Dilma Rousseff y Lula da Silva con el título "Ellos sabían todo", haciendo referencia al escándalo de corrupción en Petrobras

  163
163
 AFP 163
AFP 163

El martes pasado, el hombre a cargo del cambio de divisas, Alberto Youssef, compareció ante la Justicia brasileña y proporcionó nuevos datos sobre el esquema de corrupción en Petrobras, tema candente en la campaña presidencial.

La revista Veja, con una tirada superior al millón de ejemplares y siendo la de mayor circulación de Brasil, publicó este viernes una polémica tapa: la foto de Dilma Rousseff y de Lula da Silva acompañada de la leyenda "Ellos sabían todo".

Preso desde marzo de este año, Youssef tuvo que declarar todo lo que hizo, vio y escuchó mientras comandaba un esquema de lavado de dinero del que se sospecha un movimiento de unos 10.000 millones de reales (casi 4.000 millones de dólares).

Ante la pregunta de las autoridades, el cambiador no dudó: "Ellos sabían todo: Lula y Dilma", afirmó con convicción.

LEA MÁS: La hermana de Lula apoya a Neves, detesta a Rousseff y critica el "comunismo" en Brasil

LEA MÁS: A tres días de las elecciones, Brasil anunció una baja récord de su desempleo

Dilma reconoció que hubo desvíos de recursos en la petrolera estatal

La presidente brasileña y candidata a la reelección, Dilma Rousseff, admitió el sábado pasado que hubo desvío ilegal de recursos en la petrolera estatal Petrobras, denunciada por supuestamente beneficiar algunos partidos políticos de la base aliada, y se comprometió a buscar un resarcimiento de ese dinero.

"Si hubo desvío, lo queremos (el dinero) de vuelta", expresó Rousseff en una rueda de prensa concedida en el residencial Palacio da Alvorada, en la capital Brasilia, y donde la mandataria descansó después de cancelar compromisos políticos de campaña.

La presidente, que disputará el domingo la segunda vuelta electoral ante el candidato opositor Aécio Neves, afirmó que tomará "todas las medidas para resarcir todo", aunque alertó que sin un fallo de la Justicia "nadie sabe hoy lo que debe ser resarcido".

Un escándalo de corruptelas en Petrobras salpicó la campaña electoral en Brasil y ha sido uno de los puntos más abordados en los debates.

Según las investigaciones, un 3% del presupuesto de los contratos de Petrobras se desviaba para financiar las campañas electorales de formaciones políticas de la base aliada al Gobierno, entre las que figuraba el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

Los delatores, que están confesando a la Justicia a cambio de una reducción de condena, son el ex director de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa y el empresario Alberto Youssef, propietario de una casa de cambio que supuestamente gestionaba los fondos.

Rousseff señaló que "la llamada 'delación premiada', en la que están los datos más importantes no fue entregada a nosotros. Yo la pedí al Ministerio Público y al Supremo (Tribunal Federal), pero ambos dicen que todo corre bajo secreto".

A pesar de que la oposición se valió del escándalo para atacar en la campaña política a Rousseff, uno de los recientes relatos a la Justicia del ex director Costa, filtrado a la prensa, apuntó a que el fallecido senador Sergio Guerra, que era presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), de Neves, recibió coimas.