Reuters
Reuters

El juicio contra el dirigente opositor venezolano Leopoldo López, recluido en una prisión militar desde hace ocho meses, se reanudó este martes para su sexta audiencia entre reiterados reclamos de indefensión y la expectativa de su posible liberación.

La defensa del opositor mostró confianza en la posibilidad de que López sea liberado este miércoles. Se espera que el tribunal que lleva su caso se pronuncie sobre la resolución de la Organización de Naciones Unidas (ONU), difundida el pasado jueves, que recomienda al Estado venezolano la "inmediata liberación" del político.

Voluntad Popular (VP), partido que encabeza López, dio a conocer un texto de la ONU sobre detenciones arbitrarias, fechado el 23 de septiembre, en el que en la sección de "decisiones" se estima que "la detención del señor Leopoldo López constituye una detención arbitraria", según los métodos de trabajo de este organismo.

Al poco tiempo de difundido el documento, el Gobierno de Venezuela se pronunció al respecto rechazando la resolución y exigiendo respeto para las instituciones de ese país. "Así como le dijimos al Departamento de Estado (de los EEUU) que no se inmiscuya en nuestros asuntos, se lo decimos a cualquier grupo de trabajo de cualquier institución", dijo entonces el canciller venezolano, Rafael Ramírez.

Según explicó en la audiencia de este martes uno de los abogados del político opositor, Bernardo Pulido, la defensa emplazó el jueves pasado al tribunal para que emitiera un pronunciamiento por escrito conforme al lapso que da el Código Orgánico Procesal Penal venezolano.

La solicitud fue reiterada en la audiencia por el propio López, y el equipo encargado de su defensa, que reclamó el pronunciamiento sobre la resolución, una respuesta que según la jueza que lleva el caso del opositor, Susana Barreiros, se producirá este miércoles.

El abogado Juan Carlos Gutiérrez, miembro del equipo encargado de la defensa de López, dijo a la agencia EFE que este miércoles debería realizarse la efectiva liberación del político, "conforme a lo que debe ocurrir en buenos términos", o por el contrario "se va a dar continuidad a una situación de privación ilegítima de libertad".

"La decisión sobre la liberación de Leopoldo, el tribunal la va decidir mañana (miércoles). Igualmente dicha decisión coincide con la que debe tomar el tribunal que tiene el caso de Daniel Ceballos".

La decisión de la jueza "tiene que ser complemente justa, coherente con las Constitución y coherente con las responsabilidades que tiene la República de Venezuela con la comunidad internacional", añadió Gutiérrez.

Asimismo, durante la audiencia del martes, el propio López pidió el derecho de palabra para reclamar una vez más a la jueza que permitiera incorporar testigos y material probatorio para su defensa, algo que, según él, se le ha negado.

Mientras tanto, la esposa de López, Lilian Tintori, representó al político en el Forum 2000 que se realizó en Praga (República Checa), evento al que había sido invitado.

Durante el viaje de Tintori, que forma parte de una gira internacional en busca de apoyo por la liberación del opositor, el ex presidente del Gobierno español José María Aznar mostró su solidaridad, al igual que la diputada socialista española Carme Chacón, según informó la venezolana.

 voluntadpopular.com 163
voluntadpopular.com 163

La palabra de Leopoldo López

El martes volvió a denunciar irregularidades y a reclamar derechos: "Ésta no es una simple ONG que está en Ginebra, no es el pronunciamiento de un gobierno extranjero; se trata de un organismo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, del cual Venezuela es miembro", afirmó Leopoldo López para resaltar la trascendencia de la resolución aprobada.

"Por tanto, ciudadana jueza, usted tiene la obligación constitucional de conferirme la libertad, así como al estudiante Christian Holdack. Sabemos que está sometida a muchas presiones, como todos los jueces venezolanos que son provisorios y no tienen estabilidad en sus cargos. Tiene la oportunidad de ser el rostro de la Justicia, pero también corre el riesgo de ser el rostro de la injusticia. Sea valiente, denos la libertad", le exigió López a Susana Barreiros, según declaraciones recogidas por El Nacional.

La magistrada contestó que todavía no se había vencido el lapso para responder a la recomendación de la ONU y, por otra parte, que ya se había pronunciado sobre la solicitud de libertad condicional formulada por la defensa de Holdack. Al final de la sesión se supo que el estudiante de 34 años de edad, que sufre de cefalea vascular grave, seguirá preso en la sede de la Policía Municipal de Chacao.