El festejo del primer gol que la selección de Bolivia, fue más que una celebración por adelantarse en el marcador. El delantero Carlos Saucedo hizo estallar las redes sociales tras definir de manera categórica para anotar el 1-0 ante la selección de Chile.

El futbolista que juega en el Saprissa costarricense les recordó a los chilenos y bolivianos que el derecho de poseer una salida al mar está latente. Tras definir por encima del portero Jhonny Herrera, se tiró a nadar en el césped como símbolo de la lucha por el acceso al océano Pacífico.

El goleador reclamó de manera colorida el derecho boliviano a una salida soberana al Pacífico. El 'Caballo', como se lo apoda, generalmente festeja sus goles con la imagen de la Virgen de Cotoca, pero en esta ocasión se acostó en el césped e hizo algunas brazadas tras anotar el primer gol del compromiso ante la 'Roja'.

Las redes sociales apoyaron la medida y crearon un hashtag de inmediato. Los usuarios utlizaron el #MarParaBolivia para comentar el particular festejo y a dar sus propias interpretaciones.

Los bolivianos felicitaron a Saucedo, mientras que, algunos chilenos emitieron insultos y bromas. Lo cierto, es que las imágenes de la celebración recorrieron el mundo y provocó todo tipo de respuestas.

Según publica el portal de noticias La Tercera, el atacante altiplánico dijo que "contra Chile hay más aparte de los futbolísitico" luego del empate 2-2 en el amistoso disputado en Coquimbo.

Hace unos meses, el presidente Evo Morales comparó la falta de salida al mar con "el bloqueo económico a Cuba de parte de Estados Unidos" y dijo que su país es "victima de la ambición de las empresas transnacionales y de la oligarquía chilena."

El video con el que Chile respondió a la demanda de Bolivia en La Haya

Por su parte, Michelle Bachelet encabezó un video en el que el gobierno chileno explica sus argumentos frente a la demanda que presentó Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para obligarlos a negociar una salida soberana al océano Pacífico.

Chile impugnó en julio pasado la competencia de la CIJ para ver el caso, argumentando que el tribunal internacional se constituyó con posterioridad al tratado de 1904. Así, la tramitación de la demanda quedó paralizada hasta que el tribunal se pronuncie sobre la objeción.