163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 The New York Times 163
The New York Times 163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163

Mientras persisten los enfrentamientos entre el Estado Islámico y los combatientes kurdos en la ciudad siria de Kobane –fronteriza con Turquía-, nuevos datos revelan que el grupo yihadista, previo a su campaña actual, ya había atacado la ciudad kurda, operación en la que utilizó algún tipo de agente químico.

Antes de esta última escalada de ISIS sobre Kobane, el intento más serio para conquistar la ciudad se dio en julio de este año. La ofensiva comenzó el 2 de ese mes. Durante ese asalto surgieron pruebas que apuntaban a la utilización por parte de los yihadistas de agentes químicos contra los combatientes kurdos.

De acuerdo a lo establecido por activistas kurdos, el uso de sustancias químicas tuvo lugar el 12 de julio, en el pueblo de Avdiko, ubicado en la parte oriental de la ciudad fronteriza.

Tras este grave incidente, el ministro de salud kurdo, Nisan Ahmed, estableció un equipo médico para examinar a los afectados. Según Ahmed, los cuerpos de tres combatientes kurdos no mostraron heridas de balas, sino "quemaduras y manchas blancas", que finalmente los llevaron a la muerte "sin heridas visibles o hemorragias externas".

 The New York Times 163
The New York Times 163

El diario Revisión de Asuntos Internacionales de Medio Orientes (MERIA, por sus siglas en inglés) tuvo acceso exclusivo a las imágenes de estos combatientes.

Si bien no es posible confirmar de manera excluyente qué tipo de agente fue utilizado con tan solo ver las imágenes, expertos israelíes apuntaron que una posible sustancia utilizada por los terroristas del Estado Islámico fue el gas mostaza.

Testigos en la ciudad de Raqqa señalaron que cerca de la ciudad existe una instalación que contiene agentes químicos. Incluso un informe elaborado por la ONU constató la existencia de un bunker que contenía "dos mil proyectiles de artillería, 605 contenedores de mostaza y materiales de construcción muy contaminados".



En ese momento, una portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Jen Psaki, minimizó la captura del complejo de armas químicas Al Muthanna en manos de ISIS, al sugerir que se trataba de "restos químicos degradados". A su vez, señaló que "sería difícil, si no imposible, utilizarlos con fines militares", según consigna el portal Investigación Global de las Relaciones Internacionales (GLORIA, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, un informe elaborado por la CIA en 2007 dejó sin efectos las palabras de Psaki, ya que el mismo señalaba que "la zona de producción de precursores y agentes de Al Muthanna no fue completamente destruida durante la Tormenta del Desierto", confirmando así que Al Muthanna fue utilizado para la producción de armas químicas, incluido el agente mostaza.