twitter 163
twitter 163

Era descripto como "el yihadista más joven". Ahora, según los musulmanes fundamentalistas, pasó a ser "el mártir más joven". Lo cierto es que el destino de Abu Ubaidah -su nombre de guerra- tuvo su fin en Siria, luchando junto con su padre, terrorista islámico y quien empujó a su hijo a ese trágico desenlace.


La noticia se confirmó a partir de los mensajes que otros yihadistas y miembros del Estado Islámico subieron a sus cuentas de Twitter, con referencias a la muerte de su joven integrante. Las palabras "mártir" y "Alá" son frecuentes acompañando imágenes de Ubaidah en las redes sociales.


 twitter 163
twitter 163

La reclusión de niños es una constante del Estado Islámico: sus videos muestran cómo sus cabezas son cooptadas por los mayores y siembran en ella la semilla del odio y del fundamentalismo. La semana pasada otro terrorista del ISIS contó que ya entrena a su hijo como miembro del grupo extremista que opera en Siria e Irak. Cree que su hijo tendrá una vida mejor bajo el régimen de la sharia, la ley islámica que rige la vida de las personas en todos sus aspectos.




 twitter 163
twitter 163

Pero el Estado Islámico no sólo utiliza a los niños para "combatir" junto con el resto de los terroristas. También son utilizados para perpetrar ataques suicidas. Los yihadistas "utilizan a niños en edades que a duras penas llegan a 13 años para llevar armas, mantener lugares estratégicos y arrestar a civiles", informó la representante especial de las Naciones Unidas para la infancia y conflictos armados, Leila Zerrougui.


 twitter 163
twitter 163

La funcionaria remarcó que muchos de los 700 menores que fueron muertos o mutilados en Irak en lo que va del año "participaron en ataque suicidas" del Estado Islámico. "Estoy consternada por el desprecio total por la vida humana de que ha hecho prueba el ISIS durante su rápido avance en Siria y en Irak", sostuvo.


Las imágenes de los niños con fusiles de asalto, ropa militar y en postura amenazante son comunes en Facebook y Twitter, como forma de reclutamiento y propaganda por parte de los islámicos. La utilización de estos inocentes mereció la condena de las más altas autoridades mundiales, aunque esa condena todavía no es suficiente.


 twitter 163
twitter 163