Reuters 163
Reuters 163

JPMorgan Chase & Co. informó el jueves que un ciberataque reciente a su red ha afectado a 76 millones de núcleos familiares y a siete millones de pequeñas empresas.

El banco neoyorquino indicó que los piratas cibernéticos robaron información de clientes, incluidos nombres, domicilios, números telefónicos y direcciones de correo electrónico.

Sin embargo, JPMorgan señaló que no hay pruebas de que el robo de datos haya incluido números de cuenta, contraseñas, números del Seguro Social o fechas de nacimiento, y dijo también que no ha registrado ningún fraude a clientes vinculado con este ciberataque.

JPMorgan Chase, el mayor banco de los Estados Unidos en activos, ha estado trabajando con la policía para investigar esta agresión.

Jamie Dimon, director general del banco, dijo en el informe anual de este año a los accionistas que, a pesar de gastar millones de dólares en seguridad cibernética, JPMorgan seguía preocupado por la amenaza de ataques. Para fin de 2014, el banco calcula que estará gastando aproximadamente 250 millones de dólares al año en la seguridad de su red y tendrá a 1.000 empleados en esa área.

En agosto, el FBI indicó que trabaja con el Servicio Secreto para determinar el alcance de los ataques cibernéticos recientes a varias instituciones financieras estadounidenses.