162
162

Cristina Kirchner brindó un duro discurso el martes y uno de los apuntados, aunque sin nombrarlo, fue Juan Carlos Fábrega. Durante su alocución, la jefa de Estado acusó al Banco Central de filtrar información privilegiada para que otras entidades bancarias pudieran hacer negocios con el dólar "contado con liquidación". También fue sagaz contra el ahora ex titular del BCRA por no frenar las maniobras de "venta ilegal" de la divisa en las cuevas al acusarlo de que no hacía los controles de manera eficiente.


Al otro día, Fábrega presentó su renuncia como presidente del Banco Central. Y a las pocas horas se convirtió en el principal imputado en una causa penal que intenta determinar si habría tolerado el funcionamiento de una financiera que pertenecería a su hermano Rubén Cleofas Fábrega.


El fiscal Guillermo Marijuan pidió investigar a Fábrega y a su hermano, quien sería "responsable y cara visible de la cueva financiera" ubicada en la calle 25 de Mayo 517, Capital Federal. Lo hizo mediante un requerimiento que presentó ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, a cargo de la causa tras la denuncia hecha por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten.