AFP 163
AFP 163

Valerie Amos, subsecretaria general y Coordinadora de Asistencia de Emergencia, dijo que decenas de miles más pudieran verse obligados a huir si las fuerzas del Estado Islámico siguen extendiendo el territorio que controlan.

"Durante las últimas dos semanas, fuerzas del EIIL han avanzado en Alepo, en el norte, y más de 160.000 personas, en su mayoría mujeres y niños, huyeron a Turquía en pocos días", dijo Amos al Consejo de Seguridad. "Su miedo es tal que mucha gente cruza campos minados para buscar refugio".

El éxodo es uno de los mayores en la guerra civil siria en momentos que los extremistas arrecian su ofensiva contra la localidad de Kobani y zonas aledañas cerca de la frontera con Turquía.

Ha pasado más de una semana desde que Estados Unidos y sus aliados árabes comenzaron una campaña de ataques aéreos contra los campamentos y otros objetivos del Estado Islámico dentro de Siria.

La embajadora norteamericana ante la ONU, Samantha Power, dijo posteriormente a los reporteros que algunos miembros del Consejo preguntaron durante la sesión informativa del martes qué efectos pudieran tener los bombardeos sobre la cantidad de personas que huyen de Siria, que se espera llegue a 200.000.

Power dijo que dejó en claro al Consejo que siempre que se usa la fuerza militar existe el riesgo de que los civiles se vean afectados, incluso resulten heridos o pierdan la vida. "Les ofrecí garantías de que estamos tomando todas las precauciones y que para el presidente Obama evitar bajas civiles es una gran prioridad", dijo.