Télam 162
Télam 162

Aunque esta vez no hubo "fútbol champagne", River Plate pudo atravesar un duro escollo ante uno de sus perseguidores en el certamen y logra llegar con tranquilidad al Superclásico del próximo domingo ante Boca Juniors. Por la novena fecha del torneo de Primera División, el equipo de Marcelo Gallardo empató 1-1 en su visita a Lanús en la "Fortaleza". De esa manera, mantuvo su invicto y la cima del campeonato.

El encuentro comenzó como se preveía en los papeles. Ambos equipos hacían tibios intentos, siempre manteniendo el cuidado para no quedar desprotegidos en el fondo. River intentaba hacerse dueño del juego, pero la presión del local lo hacía caer en imprecisiones. Los de Gallardo intentaban recuperar la dinámica de los encuentros anteriores con la subida de sus laterales y el aporte de Sánchez y Rojas por las bandas, pero fallaban en el último toque y no lograban pisar fuerte en el área de enfrente.

La primera jugada de peligro del encuentro fue a los 20 minutos. Pisculichi habilitó a Teófilo Gutiérrez. La defensa del "Granate" perdió la marca del colombiano y este se acomodó para sacar un disparo cruzado que salió apenas ancho. Los locales respondieron con un remate de Ayala desde afuera del área que pegó en la parte externa de la red del arco defendido por Barovero.

Sobre los 27' llegó la polémica. Acosta cometió falta en ataque contra Funes Mori y el asistente la cobró, pero el árbitro Beligoy no paró el juego. El local terminó convirtiendo ante la pasividad de Barovero, quien había visto la determinación del juez de línea. Finalmente, la conquista fue anulada ante los reclamos de los jugadores "granates".

De a poco, River comenzó a ser más intenso en ofensiva. Sus jugadores se reencontraron la pelota y lograron llevar peligro al arco defendido por Agustín Marchesín. A los 31', tras una buena jugada personal, Teo Gutiérrez metió el centro desde la derecha y Pisculichi sacó un remate desde la medialuna que rebotó en un defensor y que Marchesín mandó con una gran reacción al córner. Segundos después, el travesaño le ahogó el grito al uruguayo Rodrigo Mora.

El equipo de Gallardo parecía recuperar su estilo para hacerse dueño del juego, cuando Lanús dio el golpe. Romero metió una gran habilitación para Lautaro Acosta, que se desprendió de la defensa y definió esquinado ante la salida de Barovero para sentenciar el 1-0 a favor de los de Barros Schelotto.

La conquista golpeó el ánimo del elenco "Millonario", que ya no supo ordenarse para llegar al empate en el tramo final de la primera etapa y, de esa manera, se fue al descanso en desventaja.

River buscaba la igualdad, pero Lanús lograba entorpecer su circuito de juego al plantarse bien en la cancha. Las ansiedades de la visita quedaron plasmadas en el minuto 8, cuando Marcelo Gallardo fue expulsado por reclamar con vehemencia una tarjeta amarilla sobre un jugador local.

Por segunda vez en la noche el travesaño salvó a Lanús. Sobre los 17', Pisculichi ejecutó un tiro libre, Marchesín se pasó al salir a buscar la pelota y el palo negó la conquista de la visita.

Gallardo, desde afuera, decidió mover el banco e innovar en la conformación del equipo. Solari, Boyé y Pezzella ingresaron en lugar de jugadores con mucho rodaje en el certamen como Vangioni, Sánchez y Mercado.

A pesar de los cambios, iba a ser el jugador más importante de River el que iba a decretar la igualdad. Sobre los 25 minutos, Teo Gutiérrez recibió la pelota en campo rival y, desde lejos, sacó un remate cruzado que se metió entre el palo y el arquero. El ex Racing es el máximo goleador del certamen, con ocho conquistas.

La igualdad trajo un nuevo aire para el puntero del campeonato que, pronto, comenzó a acumular situaciones en el área de enfrente. La más clara fue el mano a mano que Marchesín tapó ante un Teo Gutiérrez encendido. El arquero también se quedó con un cabezazo de Mora, tras una buena combinación con el colombiano.

Sobre el cierre, el partido estaba para cualquiera. "El Millonario" intentaba con mayor ahínco, pero el local tampoco se daba por vencido en cada contra. Finalmente, el empate fue inamovible.

River es el único líder del campeonato con 21 unidades y aventaja por tres a Independiente, el escolta. En la próxima fecha, el equipo de Gallardo recibirá a su clásico rival, Boca Juniors, en el estadio Monumental desde las 17:15.

Lanús, en cambio, perdió una gran chance de quedar a tiro del líder. El elenco de Barros Schelotto llegó a 17 unidades y se ubica a cuatro de la cima.