Shutterstock 162
Shutterstock 162

Si hay una ley que divide aguas, es la de interrupción voluntaria del embarazo. Defensores y detractores esgrimen mil y un argumentos para justificar por qué sí o por qué no debería legalizarse el aborto en la Argentina.

A propósito del día por la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe, que se conmemora hoy, Infobae habló con la socióloga Victoria Tesoriero, miembro de la "Campaña nacional por el derecho a un aborto legal, seguro y gratuito", para quien "la ley de interrupción voluntaria del embarazo sería una de las pocas que generarían un impacto fuerte en la práctica luego de ser sancionadas".

"Principalmente, la sanción de la ley lograría la disminución de la mortalidad de mujeres gestantes en nuestro país, que se debe mayormente a complicaciones por abortos inseguros", opinó.

El proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (N° de expediente 2249-D-2014 /Trámite Parlamentario 24) fue presentado por primera vez el 16 de marzo de 2010 y busca legalizar el aborto por decisión de la mujer hasta las doce semanas de gestación. "En la legislación argentina, el aborto es legal en casos de violación y en casos de peligro para la vida de la mujer. El proyecto establece que el Estado debe garantizar la práctica del aborto en el sistema público de salud", sintetizó Tesoriero.

Consultada sobre en qué estado está el proyecto, la socióloga explicó que la iniciativa de la campaña se presenta cada dos años, luego de los cuales pierde estado parlamentario si no se discute. "En abril pasado fue presentado por cuarta vez con firmas de todos los bloques parlamentarios. Antes, hubo una presentación desde la sociedad civil, con las más de 300 organizaciones que integran la campaña, pero sin el apoyo de legisladoras ni legisladores".

Tras asegurar que este año lograron el apoyo de 64 diputadas y diputados de todos los bloques, mayormente del Frente para la Victoria (FPV), que encabeza el proyecto, Tesoriero calificó el hecho como "un récord en el ámbito legislativo, nunca un proyecto logró tanto apoyo".

"El proyecto –prosiguió– debería pasar por tres comisiones antes de ser discutido en el recinto: la comisión de Legislación Penal, la de Familia y la de Salud. Creemos que no estamos lejos de avanzar porque vemos el avance en la despenalización social del tema: cada vez contamos con mayor adhesión, mayor activismo, el tema está presente en las campañas políticas, en las encuestas".

Con el prejuicio de que "hay pocas leyes que generan un impacto fuerte en la práctica luego de ser sancionadas", Tesoriero consideró que "esta es una de esas leyes". "La sanción de esta ley implicaría un cambio en el acceso a la salud para muchas mujeres. Uruguay logró reducir la mortalidad de mujeres gestantes a cero luego de la legalización del aborto", destacó la socióloga, para quien "la sanción de la ley lograría salvar vidas y ampliar derechos para todas las mujeres en nuestro país".

Sobre por qué es necesaria una ley que regule esta práctica, Tesoriero insistió en que "es urgente el tratamiento porque la ilegalidad del aborto es un tema de salud pública, por la cantidad de abortos que hay y el acceso de las mujeres a la salud y al bienestar, y también por la reducción de la mortalidad de mujeres gestantes, que es bastante alta en nuestro país y una de sus mayores causas es el aborto inseguro".

"La ley es necesaria porque la penalización e ilegalidad del aborto no logró salvar ninguna vida"

La socióloga remarcó que "el único objetivo del milenio que Argentina no va a cumplir en 2015 es la reducción de la mortalidad materna" e insistió en que "también se trata de un tema de justicia social". "Necesitamos tener igualdad en cuanto al acceso a un aborto seguro, una mujer no puede ver arriesgada su salud y su vida por su condición social", dijo.

"La ley es necesaria porque la penalización e ilegalidad del aborto no logró salvar ninguna vida, necesita cambiarse porque no se corresponde con la realidad. La ilegalidad del aborto por decisión de la mujer tiene un impacto discriminatorio, funciona cristalizando desigualdades. El Estado debe tomar medidas de manera urgente", opinó Tesoriero.

Tras enunciar que el lema de la campaña es "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir", la socióloga consideró que "el aborto es un tema complejo, no se está a favor ni en contra del aborto, ese es un falso dilema. Los abortos ocurren y hay que tomar medidas para la protección de la salud de las mujeres y nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, vidas y sobre la maternidad".

Algunas cifras en la Argentina y en el mundo

 Shutterstock 162
Shutterstock 162

En el mundo se realizan 42 millones de abortos (20 millones son seguros y 22 millones inseguros (97% en países pobres), sobre un total de 210 millones de embarazos.

En la Argentina se calcula que abortan entre 360.000 y 500.000 mujeres anualmente y la tasa de mortalidad materna es 3,5% (por cada 10.000 nacidos vivos) por aborto inseguro (últimos datos al 2012), lo que implica que alrededor de 300 mujeres mueren anualmente. La mayor parte de esas muertes puede ser evitada con la sanción de la ley que legaliza el aborto y la garantía del acceso a la salud sexual y reproductiva de esas mujeres. Para poder cumplir con el quinto de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (a los que Argentina se comprometió), nuestro país no debería superar el 1,3 por ciento.

El aborto es la primera causa obstétrica directa de mortalidad materna en nueve provincias argentinas y la segunda causa de mortalidad materna en otras ocho provincias. En total, 17 provincias.

En Formosa, este dato es tres veces mayor que el nacional (3,5 del país en 2012 versus 15 en Formosa). Más de la mitad de las provincias (13 de 24) superan la media nacional y cuatro llegan a duplicarla o triplicarla (Chaco, Formosa, Jujuy y Misiones). Esto demuestra el riesgo desproporcionado que corren las mujeres que viven en diferentes condiciones sociales y económicas. Hoy, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires es la única jurisdicción de todo el país que logra alcanzar ese nivel.

Una jornada de apoyo al proyecto de ley

En medio de la polémica que generaron esta semana las declaraciones de Sofía Gala y su foto embarazada de siete meses con la leyenda "en mi cuerpo decido yo" en su panza, la "Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito" convocó mañana lunes a una Jornada Federal en la Plaza de los dos Congresos. Buscan que se logre imponer el debate parlamentario de manera urgente e inmediata del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo.

La jornada pretende, además, ser disparadora en los foros de debate para tratar la actualización del proyecto de ley, propiciando nuevos argumentos y formación a quienes participen de ellas.

Se desarrollará

durante todo el día, en dos carpas ubicadas frente al Congreso de la Nación

, con diversas actividades como charlas sobre educación sexual integral, foros sobre la imprescindibilidad de un marco jurídico uniforme y debates tendientes a enfatizar el tratamiento de la propuesta legislativa.