La Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y Otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (Fecliba) denunció que numerosos centros de salud bonaerenses están padeciendo una escasez de insumos básicos, lo que en algunos casos está llevando a reutilizar material descartable tras una esterilización.

"Sobre todo están faltando, en estos días, jeringas. Y si se consiguen pasaron a costar dos pesos cuando el precio anterior era 60 centavos", contó Héctor Vazzano, presidente de Fecliba, quien aseguró que desde el 1° de septiembre vienen denunciando esta situación ante el Ministerio de Salud provincial.

A la vez, de la Asociación Sindical de Profesionales de le Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) se alertó una situación similar en los hospitales públicos de la Provincia. Su titular, Fernando Corsiglia, explicó al diario Clarín que desde hace dos años en la gran mayoría de los establecimientos se trabaja sin stock, reabasteciéndose de elementos básicos semana a semana.

"Faltan desde algodón, gasa y guantes hasta reactivos para algunos diagnósticos", ejemplificó Corsiglia, para quien esta situación se debe a incumplimientos en los pagos de la Provincia a los proveedores.

Distinta es la opinión de Claudio Ortiz, director provincial de Hospitales de la Provincia, quien si bien reconoció los problemas de abastecimiento, negó que la causa esté en los pagos. "Lo que hay es una grave distorsión en los precios en el mercado de la salud", consideró Ortiz.

"Lo habitual es que para los hospitales hagamos dos licitaciones anuales para la compra de insumos, y nos encontramos con que en la segunda de este año venían productos con un 100% y hasta un 150% de aumento en relación a la anterior, lo que no aceptamos", fundamentó.

Ortiz también reconoció, para el caso de la falta actual de jeringas, la incidencia de las demoras en los procesos de importación.

De igual forma se expresaron desde el mercado de insumos. Señalaron al matutino que la escasez de jeringas, sobre todo de 5,10 y 20 centímetros cúbicos, se debe a la demora en la liberación de importaciones. "No se trata de una especulación para subir los precios, porque no es que las ofrezcan más caras, directamente no las venden", señaló la fuente consultada.

Al igual que en el territorio bonaerense, los problemas también se repiten en los hospitales públicos porteños, aseguró el presidente de la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad, Jorge Gilardi. Detalló que desde hace dos meses están sintiendo la falta de determinados elementos, como sutura para cirugía, algunos tipos de sonda, insumos para la red de hemoterapia y algunas drogas.