Reuters 163
Reuters 163

"El ACNUR refuerza sus acciones para ayudar al gobierno turco a acoger a unos 70.000 sirios que han llegado a Turquía en las últimas 24 horas", la mayoría mujeres, niños y ancianos, indicó la organización a través de un comunicado.

La ONU y Ankara se preparan para "la posibilidad de que cientos de miles de nuevos refugiados lleguen en los próximos días" a causa de los combates en torno a la ciudad kurda de Kobani, en el norte de Siria.

"Felicito al gobierno turco por su respuesta de ofrecer refugio y ayuda a estas poblaciones, que han sido obligadas a abandonar sus hogares por miedo a perder la vida", dijo António Guterres, alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, en la nota.

Esta "masiva afluencia muestra la importancia de ofrecer asilo a los sirios, así como la necesidad de movilizar ayuda internacional a los países vecinos que tan generosamente los acogen", agregó Guterres.

Hasta hace pocas semanas, la ciudad de Kobani vivía en relativa calma e incluso acogía a unos 200.000 desplazados internos de otras partes del país. Pero el avance en los últimos días del Estado Islámico (ISIS), que actualmente mantiene sitiada la localidad, ha obligado a abandonarla a miles de kurdos.

 Reuters 163
Reuters 163

La mayoría de quienes debieron escapar de su lugar de origen, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), son mujeres, niños y ancianos.

El gobierno de Turquía está construyendo dos campos de refugiados, para acoger a aquellos que no han encontrado asilo en casa de sus familiares locales.

En los últimos días, la tensión había crecido en los pasos fronterizos sirio-turcos hasta el punto de que los kurdos de los pueblos turcos cercanos exigían que se abriera el paso a sus familiares que se agolpaban al otro lado de la valla y se enfrentaron a los militares lanzando piedras. Algo a lo cual las tropas respondieron con gas lacrimógeno.

Los terroristas del ISIS han tomado el control en los

últimos tres días de más de 60 pueblos

en las inmediaciones de la localidad de Kobani, en el norte de Siria, según los datos del

, que advirtió de que se desconoce el paradero de

decenas de civiles

de estas zonas, que podrían haber sido

secuestrados o ejecutados

por los yihadistas.