162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162
 162
162

En el 2012 se realizó la primera edición, que fue un éxito y superó la afluencia de más de 100 mil visitantes. Por eso, este año se decidió traer nuevamente a nuestro país todo el esplendor del arte italiano. La muestra está patrocinada por Gian Mario Spacca, presidente de la región de Marche. Spacca se mostró entusiasmado ante el éxito de la primera exposición, razón por la cual solicitó a Artifex la organización de esta nueva serie pictórica.

Meraviglie dalle Marche II, organizada íntegramente por Artifex, es uno de los acontecimientos culturales más relevantes del 2014. Su importancia radica en la jerarquía de sus obras: la técnicas empleadas denotan la calidad artística de cada fresco expuesto. La directora de Artifex Argentina resalta el nivel internacional de esta muestra cultural ya que las pinturas "podrían estar en la National Gallery de Londres, en el Metropolitan o en Petit Palace de París", pero en lugar de que estén en esos sitios se decidió traerlas aquí.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Hoy la muestra fue presentada a la prensa en una conferencia en el Museo Nacional de Arte Decorativo. Contó con la presencia de Alberto Bellucci, director del Museo Nacional de Arte Decorativo; Maura Antonella Malaspina, asesora regional para la Agricultura y Ambiente; Teresa Castaldo, embajadora de Italia; Maria Pimentel de Lanusse, directora de Artifex Argentina, Giovanni Morello, presidente Arteflex Italia y curador de Meraviglie dalle Marche II; y Stefano Papetti, curador. A partir del 20 de septiembre la muestra estará abierta para el público en general, y se podrá visitar hasta el 30 de noviembre.

La exposición se llama así por la región de Marche. Argentina alberga la comunidad más grande de descendientes de marchigianos que viven fuera de Italia. Muchos son personalidades reconocidas o empresarios, como Andreani,, Rutini, Valeria Mazza, Gabriela Sabattini, Messi, entre otros.

Las 36 piezas, valuadas en cientos de millones de euros, rondan la temática religiosa. "La Iglesia luego de la reforma católica se servía de las imágenes para evangelizar, entonces recurría a estos grandes artistas para que pinten imágenes de la Virgen o de santos. Era la manera en que la Iglesia hacía propaganda, era su medio de comunicación", explica.

Dice Pimentel: "La muestra hace hincapié en obras del Renacimiento y el Barroco, el período más rico del arte italiano. Es muy importante porque fue un momento en el que los artistas de todo el mundo iban a estudiar a Italia. El viaje a Italia era un paso obligado para aprender de estos maestros que habían hecho descubrimientos tales como la perspectiva lineal, la cual encierra innumerables conceptos; fue un hallazgo a partir del cual se cambió el modo de pintar. Además experimentaban con los colores, las técnicas y los productos que usaban para los cuadros. Por esta razón eran tan codiciados y todo el mundo iba a estudiar a Italia para nutrirse con esas lecciones de armonía".

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Se exhibirán obras de Andrea da Bologna, Carlo Crivelli, Pietro Alamanno, Perugino, Nicola Filotesio, Lorenzo Lotto, Tiziano, Federico Zuccari, Filippo Bellini, Andrea Lilli, Domenico Tintoretto, Simone De Magistris, Guercino, Federico Barocci, Guido Reni, Claudio Ridolfi, Sassoferrato, Angelo Caroselli, Simone Cantarini, Bernardo Strozzi, Domenico Peruzzini, Ciro Ferri, Alessandro Vitali, Giovanni Francesco Guerrieri, Baciccio, Lissandrino, Luca Giordano, Pier Leone Ghezzi, Corrado Giaquinto, Anton von Maron, Francesco Podesti, Mariano Fortuny y Madrazo.

La curaduría de la muestra está a cargo de Giovani Morello, presidente de Artifex Italia, y de Stefano Papetti. "Ellos hicieron la selección de las obras que se exhiben. Es un proceso muy largo ya que se elige una serie pero se debe esperar la aprobación, son obras con más de 500 años", cuenta María Pimentel, directora de Artifex Argentina.

La mayoría de estas obras salen de Italia por primera vez; algunas de ellas incluso no han sido expuestas en sus museos de origen. Es una forma de fomentar la cultura ya que se puede disfrutar de 600 años de arte italiano reunidos en un solo lugar. "Yo pienso en todos los artistas argentinos, sobre todo los artistas jóvenes, que quizás aún no han tenido la oportunidad de viajar. Es una lección de los grandes maestros; ir a una exposición así te abre la cabeza, es como estar en Italia".