NA 162
NA 162

Un fiscal decidió dar impulso a la investigación de una compra supuestamente irregular de celulares en el Ministerio de Desarrollo Social en 2013, pues se acusó de adquirir una cantidad que dobla al número de empleados de la cartera que conduce Alicia Kirchner.

La denuncia da cuenta que el ministerio compró unos 16.000 teléfonos celulares a la empresa Samsung; pero que la repartición sólo cuenta con 7 mil empleados.

El denunciante, Juan Ricardo Mussa, aseguró además que los dispositivos fueron afectados a una red de inteligencia, aunque no brindó más detalles. También afirmó que la cláusula de compra implicaba que de haber un nuevo modelo ofrecido por la empresa Samsung en el mercado, debían renovarse la totalidad de los equipos "con el consecuente detrimento que ello genera para las arcas del Estado Nacional".

La acusación es contra Alicia Kirchner y su segundo Carlos Castagneto. Mussa denunció a ambos por abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.

El fiscal Gerardo Pollicita pidió que la firma Samsung informe si durante 2013 vendió aparatos celulares a esa cartera y, de haberlo hecho, que "remita la totalidad de la documentación vinculada a esa operación y los números que identifican a cada equipo.

El fiscal pidió librar una orden de presentación al ministerio -esto es un paso previo a lo que podría derivar en un allanamiento- para que aporte toda documentación con la supuesta compra de 16 mil celulares a la firma Samsung durante 2013.

También que Jefatura de Gabinete aporte detalle sobre la cantidad de empleados, tanto de planta permanente como contratados, que tiene Desarrollo Social.