Reuters 163
Reuters 163

El actor está en pleno rodaje de Misión imposible 5 en la ciudad marroquí de Casablanca. Se dio a conocer que para que los vecinos curiosos no lo vean las escenas, les pagó para que cierren sus ventanas.

Con la llegada de Cruise, el barrio de Habús estuvo muy movilizado por las decenas de policías, gendarmes y hasta militares para mantener el orden ante la presencia de la estrella de Hollywood y el resto del elenco.

 Reuters 163
Reuters 163

Frente al riesgo de que los vecinos salieran a las ventanas a fisgonear cómo transcurría el rodaje, se decidió pagar a muchos de ellos u$173 a cambio de mantenerse 'escondidos' durante la filmación.

El equipo de producción tuvo, además, la idea de contratar a jóvenes de la zona como "seguridad suplementaria", a los que pagó u$s23 diarios por los cinco días que dura el rodaje.

Antes que Casablanca, el intérprete estuvo en la ciudad de Marraquech, donde también generó un caos en su paso.