La opinión de los especialistas en diplomacia es la misma: es "desproporcionada" la amenaza del Gobierno de expulsar al embajador norteamericano interino del país por haber pedido que la Argentina "salga del default lo antes posible".

"Uno tiene la política exterior que corresponde a su política interior. Y aquí el kirchnerismo ha instalado hace muchos años la lógica amigo/enemigo. Es decir que la política no es un área de negociación, sino de confrontación. Sólo confrontando se hace política. En la política exterior han llevado ese mismo espíritu", evaluó el ex vicecanciller menemista, Andrés Cisneros.

En diálogo con InfobaeTV, el funcionario insistió en que se trata de una reacción desmedida a los dichos del encargado de negocios norteamericano, Kevin Sullivan, pero advirtió: "En general el kirchnerismo nos ha enseñado que con ellos todo es posible, incluyendo una expulsión a la venezolana".

Cisneros insistió en que "amenazar con expulsar a un embajador es una reacción extremadamente dura que está desproporcionada" con el "mensaje de buena onda" que dio Sullivan. Pero el diplomático consideró que el gobierno de Cristina Kirchner puede haber atizado el enfrentamiento, "generalmente hacer antinorteamericanismo en América Latina rinde". "Mal que mal, los EEUU tienen cuentas pendientes con casi todos nosotros. Ningún imperio es popular", indicó.

"Amenazar con expulsar a un embajador es una reacción desproporcionada"

El ex vicecanciller insistió en que el modus operandi del oficialismo es "elevar cualquier conflicto o inventarlo directamente es una forma de explicar esto de amigo/enemigo" y es por eso que no prevé que vaya a haber un cambio en la política exterior de los EEUU en el próximo año: "Estados Unidos hace como el resto del mundo y dice: no se puede esperar nada muy nuevo con este gobierno, habrá que barajar y dar de nuevo con el nuevo gobierno".

"La Argentina está aislándose hace bastante tiempo, pero esta política exterior la ha aislado mucho más. (...) El aislamiento perjudica las inversiones, pierde la confianza del mundo. Lo que más carece la Argentina en el mundo no son dólares, es la confianza. Si tenés confianza, los dólares vienen", concluyó.

Este martes, el canciller Héctor Timerman citó al encargado de negocios norteamericano -quien cumple el rol de embajador interino hasta tanto la administración de Barack Obama designe un representante en el país- para trasmitirle el descontento argentino por sus últimos dichos. El funcionario incluso le advirtió que, de repetirse algo similar, el Gobierno podría declararlo "persona non grata" y expulsarlo del país.

"Es importante que Argentina salga del default lo antes posible para poder retornar a la senda del crecimiento económico sustentable y atraer la inversión que necesita". Esa fue la frase del encargado de negocios de los EEUU que provocó molestia en la administración kirchnerista y su inmediata citación.