EFE 163
EFE 163

Iván Zamorano afronta una millonaria deuda personal y con sus empresas por 1.600 millones de pesos chilenos con el Banco de Crédito e Inversiones (BCI). Este año fue condenado por un hecho de incumplimiento grave de contrato que estaba en proceso judicial desde 2011.

"Las firmas del Inca Sociedad de Inversiones Limitada, Sociedad de Inversiones Santa Alicia Limitada y Ciudad Deportiva Iván Zamorano –todas representadas por el ex deportista-, habrían incumplido el pago de cuotas desde octubre de 2013", revela el documento que se tramita en la justicia civil y al que tuvo acceso el sitio chileno Emol.

Al mismo tiempo, el diario La Tercera accedió a uno de los documentos presentados por la defensa de Zamorano ante el 3° Juzgado Civil de Santiago, donde "se acredita que la millonaria deuda que lo obligó a vender parte de su patrimonio e inmuebles adquiridos por dos de las empresas que representa" y aclara que "las partes se encuentran en un proceso de restructuración financiera".

Debido a la grave situación, el ex futbolista del Real Madrid y sus sociedades iniciaron un proceso de venta de propiedades y se desprendieron de unos 16 departamentos, tres oficinas, y 39 estacionamientos.

El producto de dicha venta fue destinado íntegramente al pago de las acreencias que se mantenían vigentes para con el Banco Crédito e Inversiones, según confirma la prensa chilena.