163
163

"Flames of War, fighting has just begun" ("Llamaradas de guerra, la batalla apenas ha comenzado") es el nuevo lanzamiento del estudio de propaganda del Estado Islámico. El video es considerado la respuesta a la declaración del presidente norteamericano Barack Obama, quien señaló que los Estados Unidos colaborarán con sus aliados regionales para "degradar y, en última instancia, destruir" al ISIS.

Las imágenes bastan para contar lo que viene a partir de ahora, según el grupo yihadista. Esta vez no incluyeron sus habituales diatribas sobre su religión, sino que se limitan a utilizar imágenes del ejército norteamericano y generar explosiones simulando ataques exitosos y grandilocuentes.

Con una realización más sofisticada y un conflicto ya desatado, este video remite al tipo de propaganda que le gusta utilizar a Kim Jong-un en Corea del Norte. Allí también se dedica a anunciar las grandes catástrofes bélicas que caerán sobre los Estados Unidos, aunque su voluntad real de lucha está muy alejada de la que ha demostrado ISIS y no tienen razones religiosas.

Pero lo de ISIS es mucho más realista. Entre las imágenes utilizadas para "Flames of War" se pueden ver algunas de archivo, como la que contiene el banner "Mission Acomplished", que recibió a George W. Bush a su llegada a Bagdad seis semanas después de la invasión de 2003.

Luego cortan a Obama diciendo que "las tropas de combate norteamericanas no volverán a pelear en Irak" con el audio retocado y cierran con lo que parece ser un grupo de terroristas preparándose para ejecutar a personas que tienen a su merced, arrodilladas.

El diario New York Times cita al analista Laith Akhouri, de Flashpoint Global Partners, una consultora que rastrea las webs de militantes extremistas: "ISIS parece estar en su momento más activo, no sólo en la intención de expandir su territorio, sino elevando el nivel de confrontación con la mayor superpotencia del mundo".

Según Akhouri, el objetivo de ISIS es doble. Por un lado, la propaganda se dirige a sus propios adeptos, pero también busca marcar diferencias con Al Qaeda: "Trata de probarle a los yihadistas que mientras Al Qaeda está desaparecida en acción, ellos están en la cresta de la ola. Muestran la verdadera intención del grupo, operar en el terreno internacional".