"Está todo bien", dijo Andrés Deutsch dos minutos antes de chocar su avioneta en Nordelta

Esta fue la respuesta que el ex dueño de LAPA, que impactó su aeronave el domingo contra una casa de la ciudad-pueblo de Tigre, le dio al control del Aeroparque cuando se le ofreció guiarlo por un desvío de rumbo

 Infobae 162
Infobae 162
  162
162
  162
162

Un total de cuatro comunicaciones mantuvo el empresario Andrés Deutsch con los centros de control aéreos de la zona antes de impactar contra la casa de Nordelta. En ningún momento del trayecto, que comenzó a las 14:30 del domingo en Junín y que terminó de manera trágica en Tigre, indicó que hubiera emergencias o algún otro percance en la aeronave. Según trascendió, lo último que dijo por radio fue "está todo bien".


Esta frase fue la respuesta que Deutsch dio al control de la aeroestación metropolitana luego de que le consultaran por un leve desvío en el rumbo que le fue asignado para el aterrizaje. Asimismo, se conoció que antes de este mensaje desde el aeroparque le habían ofrecido asistencia para guiarlo. "¿Andy estás perdido, estás fuera del eje, querés que te guíe?", preguntaron al piloto desde la torre de control de Aeroparque. "No, gracias. Ya lo bloqueo, ya lo encuentro", respondió el empresario y ex dueño de LAPA.


Sobre el accidente, el comandante Carlos Rinzelli, en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre, explicó que "ahí hay un línea que va entre Escobar, San Fernando y Aeroparque". "Es una línea muy directa que utilizan la mayoría de los aviones para llegar a Aeroparque. Es como que vengas con el auto por la ruta 2 y alguien que te está visualizando por un radar te avisa: mirá, te estás desviando", añadió.



Dos minutos después del último mensaje, el punto que representaba a la aeronave del ex dueño de LAPA desapareció del radar y, en forma simultánea, se sintió la explosión en el corazón de la "ciudad pueblo" de Tigre. Deutsch y su esposa murieron tras haberse estrellado en una casa del barrio Nordelta de Tigre. Fuentes de la investigación indicaron a Télam que la avioneta "venía a una velocidad superior a la de aproximación para el aterrizaje" y precisaron que los motores "funcionaban a pleno y sin fuego" en el momento del accidente.


Con esta nueva información, confirmada por el único testigo que vio caer al avión, se descartaría en principio que hubiera dejado de funcionar una o las dos plantas impulsoras. "Lo concreto es que una sola persona de todas las que en ese momento estaban afuera en el barrio vio caer al avión y quedó claro que no presentaba fuego, lo cual quedó corroborado además por la primera revisión de los restos, ya que los únicos signos de fuego se encontraron en los sitios derivados de la colisión", explicó la fuente a Télam.