163
163

Rasmussen sostuvo hoy que los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas avalan la ejecución de acciones militares contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), sobre el que comentó que "no es un Estado", sino que se trata de "terroristas" cuyos "intolerables actos y asesinatos" condenó "firmemente".

"El ISIS comete atrocidades y diría que con las masacres presenciadas, sus ataques contra minorías religiosas y étnicas, está muy cerca al genocidio. En mi opinión, eso da legitimidad a una operación militar dentro de los principios de la Carta de la ONU", aseveró. "También considero esto un tipo de autodefensa, lo que se permite en la Carta de la ONU", agregó.

De esta forma, el secretario general de la OTAN defendió la intervención militar contra los yihadistas y remarcó que la amenaza del grupo terrorista "requiere de una respuesta militar que los reduzca y derrote".

Rasmussen recordó que la OTAN "no ha recibido ninguna petición para involucrarse" en la lucha contra el ISIS, aunque en la cumbre de la organización celebrada hace unos días en Gales se habló de la posibilidad de reforzar las capacidades de defensa de Irak si así lo solicita el gobierno de ese país.

Estados Unidos, el miembro dominante de la OTAN, ya está llevando a cabo ataques aéreos selectivos contra el ISIS en Irak y anunció que también intervendrá en blancos yihadistas ubicados en Siria con el apoyo y coordinación de, al menos, 30 países.

Rusia dijo la semana pasada que los ataques aéreos contra militantes islamistas en Siria sin un mandato del consejo de seguridad de la ONU sería un acto de agresión, lo que aumenta la posibilidad de una nueva confrontación con Occidente en las próximas semanas.

El mandato de cinco años de Rasmussen como secretario general de la OTAN termina el 30 de septiembre. Su intervención se produjo en una reunión del grupo de investigación Carnegie Europe en Bruselas.