Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

"No es descabellado. Él es sensible a todo lo que significa la economía. Ha adquirido mucha experiencia donde está y sabe lo que produce cada medida. Seguramente van a tener una conversación muy rica en todo sentido, llena de consejos e intercambio de pareceres". El que responde es Guillermo Karchner, oficial de Protocolo del Vaticano y colaborador directo del papa Francisco. Karcher es el hombre que todas las mañanas saluda al Pontífice en su residencia de Santa Marta e incluso le comenta las últimas novedades informativas de la Argentina.

Su imagen quedará inmortalizada para siempre. El día que Francisco fue elegido como sucesor de Benedicto fue él quien sostuvo el micrófono a través del cual los fieles escucharon por primera vez en San Pedro las palabras del actual obispo de Roma.

En una entrevista con Luis Novaresio en la redacción de Infobae, Karcher aseguró que el cuarto encuentro entre la Presidente y el Santo Padre será con una modalidad "más familiar" que en otras ocasiones. "Él eligió que sea un almuerzo. Es un encuentro entre dos argentinos. Tiene una modalidad distinta a las otras y más familiar. Es un encuentro entre dos jefes de Estado", analizó.

Karcher, de vasta experiencia en la Santa Sede, recordó que Juan Pablo II tenía encuentros frecuentes con el presidente de Polonia. Y Benedicto XVI también se reunía a menudo con representantes de Alemania.

El sacerdote aseguró que Cristina Kirchner y Francisco tienen una relación "muy positiva", de "mucho respeto", entre personas que tienen en claro el rol que ocupan.

"Visto a 14.000 kilómetros de distancia, parece que Cristina sucumbió a la seducción de Francisco, ¿es muy antojadizo lo que estoy diciendo?", preguntó Luis Novaresio. Y Karcher contestó: "Yo creo que sucumbir es un verbo exagerado. Se dio cuenta de que ya no es el arzobispo de Buenos Aires; ahora es el jefe de la Iglesia Católica y del Estado vaticano. Cambió la relación. Incluso la de un simple fiel".

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Consultado sobre el entredicho diplomático por la carta que el Pontífice había enviado a la Argentina el 25 de mayo, el oficial de Protocolo de Vaticano indicó que fue "absolutamente superado". "No hubo ningún problema; sigo con la misma libertad de expresión de siempre. Quizás me salió muy porteña la cosa. Aquello fue algo muy puntual y no era una carta, era un telegrama".

"El papa del pueblo"

Karcher, que conocía a Francisco de su labor pastoral en la Argentina, dice que Jorge Bergoglio hoy es "el papa del pueblo, el papa que quiere unir la teología con la actividad del pastor; el papa que quiere acercar a la gente" a la Iglesia.

De vacaciones en la Argentina, el colaborador de Francisco repasó cómo suelen ser los días en el Vaticano. El Papa se despierta todos los días a las 4:30 y se reserva dos horas para rezar y preparar la homilía diaria que brinda en Santa Marta. Luego desayuna y cerca de las 8:30 tienen un encuentro donde dialogan sobre distintos temas, entre ellos las noticias que llegan desde la Argentina.

Desde las 9 hasta la hora del almuerzo, Francisco suele tener actividad oficial. Reuniones con presidentes, ministros y líderes mundiales. El almuerzo lo comparte con los demás integrantes del Vaticano, en el comedor común. Y la tarde la dedica a recibir a las personas que él desea. Son encuentros privados de los que suele trascender muy poca información.

Francisco escucha mucha música. Tango y ópera, principalmente. Y le gusta estar informado de todo lo que sucede. Por elección propia, no mira televisión pero sí monitorea los mensajes que se escriben en las distintas cuentas oficiales de Twitter.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Recientemente, el Papa habló de una posible jubilación. Karcher interpretó el espíritu de Su Santidad: "No creo que él ponga límites pero sí es consciente de que tiene 78 años y las fuerzas físicas son las que son". "Él va a dar todo de sí. Si en un futuro siente que no le dan las fuerzas, no va a tener problemas en jubilarse", suscribió.

Algunas veces Francisco ha sido cuestionado por acceder a sacarse fotos con protagonistas de distintos ámbitos. Desde Barack Obama hasta Wanda Nara tienen una foto con el Papa. "Él no tiene problemas. No discrimina a nadie. Una foto es una foto y si esa persona se va contenta no se hace problema. Me parece que es una minucia (discutir sobre ello)", evaluó.

La visita a la Argentina

Tal como había trascendido, Karcher admitió que hay grandes deseos de organizar una visita oficial en 2016. El año coincide con los 200 años de la Independencia y el Vaticano suele buscar una fecha importante de los países en los cuales se hace un visita oficial. No obstante, como responsable del protocolo del Papa, advirtió que un viaje de esta naturaleza a la Argentina sería muy difícil de organizar logísticamente. "Creo que en muy breve tiempo tendría que salir la noticia oficial (para poder organizarlo como corresponde)", analizó.

 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

Francisco recibe a diario a muchos argentinos en el Vaticano. Entiende que está al servicio de la Iglesia, que le pidió asumir como obispo de Roma. Desde ahí adopta una actitud serena que le permite vivir sus días sin una nostalgia enfermiza de su Buenos Aires querida.


La entrevista completa de Luis Novaresio a monseñor Guillermo Karcher

Monseñor Guillermo Karcher.mp4