EFE 163
EFE 163

El presidente iraquí, Fuad Masum, pidió el lunes una intervención aérea rápida contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) en su país, justo antes del inicio de una conferencia internacional en París sobre la lucha contra estos yihadistas.


El presidente iraquí Fuad Masum krgspain.org 163
El presidente iraquí Fuad Masum krgspain.org 163

"Se trata de un gran problema que no afecta sólo a Irak: se va a extender a otras partes del mundo. Muchas personas vienen de Europa. A su vuelta, crearán células durmientes", indicó el presidente iraquí, Fuad Masum, en una entrevista concedida a la emisora francesa Europe 1.


Masum, que está en París para asistir a la conferencia internacional sobre la paz y la seguridad en Irak, recalcó que es necesario "intervenir rápidamente", porque, de no ser así, el Estado Islámico, con conquistas territoriales también en Siria, "puede ocupar otros territorios".


El representante iraquí reiteró que no necesitan soldados sobre el terreno, pero sí apoyo militar aéreo y encontrar la manera de cortar la financiación de ese grupo terrorista.


"Los países árabes tienen un papel importante que jugar. Necesitamos su apoyo"

"Los países árabes tienen un papel importante que jugar. Necesitamos su apoyo", aseveró Masum, que se reunirá este lunes con el presidente francés, François Hollande, antes de que a las 09.30 horas (07.30 GMT) se abra esa conferencia destinada a coordinar las ayudas y las acciones contra el ISIS.


Masum apuntó no poder decir que "se trata de una guerra mundial, pero sí de una guerra", y agradeció a la comunidad internacional la organización del encuentro en la capital gala, que calificó de "muy útil".


La cita, que será copresidida por Hollande y Masum, y a cuyo término intervendrá en conferencia de prensa el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, reunirá a representantes de 24 países, incluidos los Estados Unidos, Alemania, Arabia Saudita o Egipto, así como de la Liga Árabe, la ONU y la Unión Europea.


"No hay tiempo que perder"

Por su parte, el presidente de Francia, François Hollande, subrayó que la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico requiere una respuesta global "que debe proceder de los propios iraquíes" y que demanda también la unidad y el apoyo de la comunidad internacional.