¿A la cárcel por desafiar el protocolo y bailar para el público en el Palacio de Buckingham?

El centinela del Palacio de Buckingham, en Londres, se convirtió en una sensación en internet tras ser filmado rompiendo el protocolo y entreteniendo a los turistas con varios movimientos. Pero por su broma podría ser enviado a prisión por tres semanas y recibir una multa de u$s1300.

"Cualquiera que no esté a la altura de los estándares de la Armada puede esperar enfrentarse a una acción en consecuencia", dijo un vocero del Departamento de Defensa.

El video, que fue visto por más de 1,8 millones de personas, enfureció a los oficiales británicos. Los guardias del palacio real están obligados a marchar en perfecta sincronización y mantenerse perfectamente quietos, en ambos casos sin inmutarse ante lo que ocurre a su alrededor.

De hecho, es una constante de los turistas retratarse con los hombres del Palacio de Buckingham, que deben mantenerse impávidos e incluso no pueden siquiera sonreír pese a las bromas e intentos de los visitantes.

El centinela, que no ha sido identificado, sería sometido a largas marchas y exámenes físicos en la prisión militar de Colchester, Essex. Además, no recibiría su salario durante ese tiempo y, a su salida, se le revocarían ciertos privilegios.

"Los oficiales superiores de este centinela estaban lívidos cuando vieron la filmación. Su conducta es contraria a todo lo que constituye ser un centinela.

La jerarquía quiere dejar una marca para que ningún otro centinela se atreva a bailar

alrededor del Palacio de Buckingham", reportó una fuente del

.