AP 163
AP 163

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó este domingo tras reunirse con el comité de emergencias de su Gobierno que el Reino Unido "dará caza" a los responsables del asesinato del cooperante David Haines.

En una comparecencia tras su encuentro con responsables militares, policiales y de inteligencia, Cameron señaló que el Ejecutivo británico colaborará con sus aliados y dará "los pasos que sean necesarios" para enfrentarse a la amenaza del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"Tenemos que comprender que no podemos bajar la cabeza ante esta amenaza sin comprometer nuestra seguridad", manifestó el "premier" conservador, que resaltó que la organización extremista debe ser "confrontada".

Cameron defendió que el Reino Unido debe trabajar "paso a paso" para "desmantelar y destruir" al Estado Islámico de un modo "tranquilo y planeado", pero con "determinación".

El video de la decapitación de Haines. LAS IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD


El jefe del Ejecutivo describió a Haines, el cooperante ejecutado por los yihadistas tras ser secuestrado el año pasado en Siria, como un "héroe británico" y subrayó que los ciudadanos del Reino Unido se sienten "enfermos" tras la divulgación de las imágenes en las que un extremista, probablemente británico, ejecuta al rehén.

Cameron admitió que "costará tiempo acabar con una amenaza como esta" y avanzó que la estrategia para combatir al ISIS "requiere tomar acciones tanto en casa como en el extranjero".

"No lo podemos hacer solos, debemos trabajar junto al resto del mundo", indicó el primer ministro británico.

El cooperante escocés ejecutado, de 44 años, "ha sido asesinado del modo más brutal imaginable, por una organización que encarna el mal", expresó el primer ministro, que subrayó que el cooperante "no iba a Siria a dañar a gente, sino a ayudarlos".

"Su decencia y ganas de ayudar a otros le ha costado la vida. El país puede estar orgulloso de lo que ha hecho en sus misiones humanitarias", señaló Cameron sobre Haines, que trabajó como ingeniero en las fuerzas aéreas británicas (RAF) durante 12 años antes de dedicarse a la cooperación.

El mandatario subrayó que el Reino Unido prevé continuar prestando apoyo humanitario a los miles de personas que huyen del Estado Islámico en Irak y Siria, al tiempo que avanzó que su Gobierno buscará apoyos internacionales para "movilizar todo el apoyo posible contra el EI".