Francia se mostró "sorprendida" por la decisión argentina de proponerla como lugar de pago

 AFP 162
AFP 162

De acuerdo con fuentes de ese ministerio consignadas por AFP, la decisión argentina "tomó por sorpresa al gobierno francés" e "incomoda a París", ya que no se ve "como un actor en la negociación de la deuda de Argentina con sus acreedores privados".

Según las fuentes, el gobierno francés está analizando si legalmente debe dar su aval para que la Argentina pague a sus acreedores bajo legislación francesa. "En principio no necesita el aval de Francia, debería pasar por el procedimiento de regulación normal" de los mercados financieros, indicaron, para agregar que "tiene que tener la aceptación de los acreedores, lo que no está asegurado".

"La decisión tomó por sorpresa al gobierno francés e incomoda a París"

En una reunión del Eurogrupo en la ciudad italiana de Milán, el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, señaló que "hay otros procedimientos en Estados Unidos que tienen otro tipo de reglas que no facilita luego la búsqueda del interés general".

Para Sapin, la elección del gobierno argentino de proponer pagar en París se debe a que en esa capital funciona la secretaría del Club de París, que "logró un acuerdo que pensamos fue del interés general". "Si se puede hacer en París, tenemos grandes bancos que pueden hacer ese tipo de pagos", añadió.

La prensa francesa destaca que "Francia no estaba al tanto de esa propuesta", según atribuyen a fuentes de la cartera económica. "No hemos sido invitados por los argentinos para participar como jurisdicción de pago de la deuda reestructurada".

Temen que la justicia de los EEUU denuncie el cambio de jurisdicción como desacato

Además, un experto analista de Francia destacó al diario especializado LesEchos: "Hemos visto en un caso del BNP Paribas que la legislación americana reconoce el derecho extraterritorial".

En esa línea, cabe recordar que el magistrado del juzgado de Nueva York, Thomas Griesa, había alertado de que "la Justicia americana considerará una violación de la sentencia la maniobra de Buenos Aires de cambiar de jurisdicción de la deuda en default, y prohibió a toda entidad a ayudar a la Argentina para que pague vencimientos a sus acreedores mientras los holdouts que ganaron el juicio no cobren".

Por eso, los analistas advierten que "los actores que tienen actividades financieras al otro lado del Atlántico corren el peligro de ser acusados de "desacato al tribunal" de los Estados Unidos. Por eso "hasta el Banco de Francia tendría malestar de desempeñarse sólo como mediador con los acreedores".