El "costo de las promesas" calienta la campaña uruguaya

Los candidatos a vicepresidente del Frente Amplio y el Partido Nacional, Raúl Sendic y Jorge Larrañaga, se acusaron mutuamente de "distorsionar las cosas"

 Reuters/AFP 163
Reuters/AFP 163

El candidato a vicepresidente por el Frente Amplio, Raúl Sendic, afirmó a El País que "(Jorge) Larrañaga (candidato a vice por el Partido Nacional) hace un entrevero de cosas" al calcular dentro del gasto del Estado inversiones que serán financiadas con fondos de privados, como en el caso del ferrocarril.

"Mezcla todo, habla de la infraestructura, habla del sistema ferroviario (...) Ahí menciona cosas que están pensadas para inversiones privadas y otras que son gastos públicos, que obviamente van dentro del presupuesto. Una buena parte de los recursos de la infraestructura vienen del sector privado, como los que necesita el sistema ferroviario", sostuvo Sendic en declaraciones realizadas al mismo periódico.

Sendic: "Larrañaga hace un entrevero de cosas"

El candidato a vice del FA comentó que aunque Larrañaga contó con la ayuda de un técnico internacional, "en realidad hay un entrevero de cosas que son inversiones públicas y privadas que no permiten llegar a la cuenta que él llega".

Respecto a la propuesta de pagar aguinaldos a jubilados, Sendic agregó que no fue una medida anunciada por la fórmula del Frente Amplio. "El programa manda a estudiar el tema de aguinaldos para los jubilados, pero nosotros no lo anunciamos. No sé a qué anuncio se refiere Larrañaga, porque yo al único que escuché hablar de eso es a (Pedro) Bordaberry, por eso creo que se entreveraron propuestas que no son nuestras".

Larrañaga: "No es serio ni responsable ingresar en un rosario de promesas"

Por su parte, Larrañaga volvió a cargar contra el Frente Amplio al afirmar que la fórmula encabezada por Tabaré Vázquez hace promesas de más de u$s 4.000 millones. "No tienen idea de lo que cuesta ni de cómo financiar lo que proponen. No es serio ni responsable ingresar en un rosario de promesas", aseguró Larrañaga a El País.