Si bien Apple y Samsung han estado envueltas en extensas disputas legales por el uso de patentes en los últimos años, la rivalidad entre ambas compañías desborda el ámbito de los tribunales y se expande, también desde hace años, al terreno del marketing.

Samsung por lo general aprovecha el lanzamiento de un nuevo iPhone para lanzar campañas publicitarias mordaces en las que se ríe de Apple y su producto estrella, a la vez que lo compara con sus propios dispositivos para resaltar las características de estos.

En esta oportunidad, la empresa con sede en Seúl no perdió tiempo y apuntó al iPhone 6 y 6 Plus con su serie de comerciales #NoteTheDifference ("Nota la diferencia"), en las que destaca las posibilidades que ofrece a los usuarios la última generación de su Galaxy Note, presentada la semana pasada en la exposición IFA de Berlín. Sin embargo, los avisos también apuntan al Apple Watch e inclusive a los problemas que tuvo Apple con el streaming de su evento (que colapsó y no funcionó correctamente).

La gran novedad de la empresa de la manzanita, el Apple Watch, no se salvó de los videos irónicos de Samsung, que viene de presentar su nuevo reloj inteligente, el Gear S. "Mi reloj es mucho más interesante que tu teléfono", le dice un empleado de las tiendas de Apple a otro y agrega: "Mirá, mi reloj puede hacer...cosas".

En otro de los seis anuncios, Samsung se ríe puntualmente del tamaño de la pantalla del nuevo iPhone 6 Plus, de 5,5 pulgadas, que compite directamente con las 5,7 pulgadas del Note 4. En el video, se puede ver a dos supuestos empleados de la tienda de Apple mirando la transmisión de la presentación del martes.

"Esperamos dos años –¡dos años!– para hacer algo revolucionario... ¡Una pantalla más grande!", dice uno de ellos, tras lo cual ambos festejan y se abrazan. Sin embargo, uno de ellos recapacita: "Esperá, ¿una pantalla más grande?", a lo que su compañero responde, descorazonado: "Sí, es como que todos los teléfonos ya tienen una pantalla más grande". Luego, aparece una imagen del Note 4.

En otro de los comerciales, Samsung pone de relieve la función de carga rápida de batería que incorpora el Note y que permite sumar el 50% en media hora, según señaló Samsung la semana pasada. "Parece que la batería va a ser un poco mejor", dice uno de los "genius" de Apple, mientras mira la presentación. "¿Un poco? Necesita ser mucho mejor", le responde el otro, rodeado de iPhones por cargar. "Vamos a estar acá toda la noche", se lamenta.

Samsung aprovechó además para bromear sobre los problemas que tuvo Apple durante la transmisión en vivo de su evento, durante la cual el streaming tuvo varias complicaciones.

La empresa de Corea del Sur también apuntó a la falta de soporte para lápiz óptico del iPhone, una de las características centrales del Note, así como su incapacidad de trabajar con más de una ventana a la vez.