Leonardo Perrone tenía 38 años. Él y su familia fueron víctimas de un violento robo que terminó de la peor manera. El hombre recibió un disparo por parte de los delincuentes y murió en el acto. Su padrastro, de 62 años, recibió tres tiros aunque logró salvar su vida. La violenta secuencia ocurrió en la ciudad de Rosario y quedó registrada luego de que uno de los familiares llamara al 911. En medio del contacto telefónico se desataron los disparos.


La mortal entradera ocurrió el 26 de agosto pasado. Comenzó cuando Perrone se disponía a dirigirse al trabajo desde su vivienda ubicada en la calle Riobamba al 4300 y como su auto tenía problemas llamó a su padrastro, un taxista de 62 años, para que lo ayudara. Mientras tanto, tres delincuentes se alistaban a abordarlos. Sin embargo, los dos hombres se percataron e intentaron volver a entrar.


Uno de los delincuentes logró colarse en la vivienda antes de que la puerta fuera cerrada y comenzó a forcejear con los hombres mientras sus dos cómplices disparaban desde el exterior. En ese momento, el dueño de la casa llamó al 911 para avisar del robo, pero no logró evitar que el proyectil lo impactara y murió en el acto. En el audio pueden escucharse los gritos de una chica de 18 años, que es la hija de la víctima.