EFE 162
EFE 162
 Shutterstock 162
Shutterstock 162

En el total de la población urbana del país, la pobreza entre los menores de 18 años está estimada en 38,8%, contra el 37,2% de 2012. El porcentaje indica que unos 5 millones de niños y adolescentes son pobres, y dentro de este conjunto hay unos 800.000 (9%) indigentes, de acuerdo a la encuesta del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia para 2013 que presenta la Universidad Católica Argentina, cuyo estudio abarca 5700 hogares de 19 áreas urbanas.

En el conurbano, en 2012 los niños sumergidos en la pobreza eran el 42%, un índice seis décimas inferior que el de la medición del año pasado pero el aumento es más pronunciado en comparación con 2011, cuando la tasa alcanzó el 38,5%, año en que se había registrado una baja significativa como efecto de la extensión del pago de la asignación universal por hijo.

La tendencia a un aumento de la pobreza medida por ingresos se ve agravada por la persistencia de elevados niveles de pobreza estructural que se mide por las condiciones de vida y vivienda. Sin embargo y aunque en el conurbano, el 27,2% de los chicos tiene necesidades básicas insatisfechas, el índice tuvo una leve mejora respecto de los tres años previos, según informa el diario La Nación.

En la ciudad de Buenos Aires, en tanto, la pobreza y la indigencia infantil se ubican en el 18,9 y en el 3,4% respectivamente, con leves alzas respecto de 2012.