Reuters 163
Reuters 163
 @RealMadrid 163
@RealMadrid 163
 163
163
 163
163
 163
163
 AP 163
AP 163
 163
163

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, junto a su cúpula decidieron contratar ídolos regionales de países como Colombia, México y Costa Rica, donde los hinchas expresan fervor por sus compatriotas y se convierten en seguidores fieles del equipo al que representan. El objetivo: aumentar su venta de camisetas, potenciar la marca y ganar nuevo simpatizantes.

La multitudinaria presentación del colombiano James Rodríguez en Bernabéu fue comparable con la llegada de Ronaldo en 2009; Keylor Navas se convirtió en el fichaje más importante en la historia del país centroamericano; y Javier "Chicharito"Hernández, llega con el antecedente de ser el debutante que más vendió en la historia de la Liga Inglesa. En México agotó las camisetas del Manchester United en sólo dos meses durante la temporada 2010/11.

 AFP 163
AFP 163

El argentino Ángel Di María se marchó siendo uno de los mejores futbolistas del mundo por falta de carisma, porque no vendía camisetas, y motivos personales con el mandamás blanco que decidió transferirlo al United. Probablemente, si los números marcaban que la casaca del "Fideo" era de las más buscadas por los compradores, seguiría en Madrid.

No fue casual que el Manchester haya contado tantos años con el mexicano Hernández ni que aún cuente con el ecuatoriano Antonio Valencia, o se haya reforzado con el colombiano Radamel Falcao García, y los argentinos Marcos Rojo y Di María. Además del talento, los goles, sangre latina y resultados, los poderosos de Europa pretenden conquistar los mercados.


 AFP 162
AFP 162

Los de Old Trafford se convirtieron en especialistas en esa materia. Principalmente con los jugadores asiáticos: Shinji Kagawa y Ji-Sung Park. El japonés fue vendido al Borussia Dortmund este verano por los malos resultados y el aviso de Louis Van Gaal de que no lo tendría en cuenta; y el surcoreano, hoy en PSV Eindhoven, partió hace dos años tras siete temporadas.

Real Madrid no pagó 100 millones de euros por ningún jugador español. Lo hizo por un galés como Gareth Bale para conquistar su tierra; se obsesionó con el fichaje de Luka Modric, croata, y reina en todo el mundo gracias al carisma de su estrella lusa Cristiano Ronaldo. Pero los últimos fichajes no fueron tan rentables como esperaban.

 AP 162
AP 162

La camiseta blaugrana con el "10" en la espalda y el nombre de un tal Lionel Messi se vende como pan caliente y en América Latina no tiene contra, aunque a nivel global Cristiano sea el número uno. Nike vende unas dos millones de camisetas del Barcelona en todo el mundo, por encima del Manchester United y Real Madrid, el club más vendedor de Adidas, que registra alrededor de 1,5 millones.

En el Barça entendieron el crecimiento de la marca en Sudamérica y con la contratación de Neymar, profeta en su tierra, explotaron un mercado brasileño en el que residen 200 millones de habitantes. La "11" con su nombre fue la séptima más vendida del año en 2013 a nivel mundial y durante Brasil 2014 superó incluso a Messi y Ronaldo. Luis Suárez fue la última joya que llegó a Camp Nou.

 162
162

El Madrid, que recibe 40 millones de euros por temporada de Adidas, tomó nota y decidió mover el mercado de verano con dos de los jugadores más destacados de Latinoamérica durante la Copa del Mundo y aceptó una camiseta alternativa color fucsia flúor diseñada por su promotor de las tres tiras.

Cristiano Ronaldo vendió sólo en la capital española 1.200.000 camisetas en su primera temporada (2009/10), pero el galés Bale apenas alcanzó las 50.000 vendidas en su primer año como blanco (2013/14). Estuvo lejos de amortizar su fichaje galáctico y sirvió a la directiva para tomar la decisión de buscar un nuevo rumbo a la hora de invertir.

 163
163

Esta vez, con el objetivo de ganar la décima Champions League ya cumplido y el barcelonismo en plena renovación, el madridismo apunta a una nueva política de marketing y refuerzos que potencien la marca Real Madrid en América.

Real Madrid tomó la decisión y Adidas vio con buenos ojos los fichajes. Sí el "suplente de lujo" cumple con goles; el arquero de reserva se queda con el puesto de Iker Casillas; y James se convierte en un nuevo Ronaldo; la expansión habrá sido un negocio fantástico.

 163
163