Chloé Bello fue la última pareja de Gustavo Cerati y lo acompañaba en Venezuela cuando el músico sufrió un ACV que lo dejó en coma durante cuatro años. Si bien la modelo ya rehízo su vida sentimental, se acercó a despedirlo al cementerio de la Chacarita.

Las cámaras de TN captaron la imagen de la modelo, aunque rápidamente ella se dio vuelta e intentó ocultarse usando un gorro negro y gafas.

Visiblemente consternada por la situación, Chloé fue sola hasta el cementerio y se mantuvo en silencio, sin hablar con la prensa, llevando una rosa en la mano.

La modelo y el músico tenían una diferencia de edad de 30 años, pero eso no impidió que lo acompañe en las primeras instancias de su tratamiento para recuperarse.

En 2011 le había dicho a la revista Para Ti: "Se habló demasiado de una relación que es completamente privada, que es la nuestra, En un momento se dijo que estábamos todos peleados... Yo jamás me separé de su lado. A pesar de que fue una relación muy corta, la gente que nos conoce sabe que estábamos hasta las pelotas".

Ella continuó recordándolo en fechas claves como su cumpleaños o el aniversario del día que sufrió el ACV, pero en 2013 fue fotografiada junto a una nueva pareja: Nicolás Barlaro, un promotor de festivales de música electrónica.