Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162
 GWall 162
GWall 162
 GWall 162
GWall 162
 GWall 162
GWall 162
 GWall 162
GWall 162
 Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

En tiempos de hiperconectividad e hiperinformación basado en la atracción por las pantallas, casi a modo de paradoja, la comunicación de mensajes publicitarios en vía pública atraviesa su mejor momento.

Y si a su alta y genuina capacidad de exposición para comunicar un mensaje se le suma la técnica del paisajismo, los jardines verticales naturales, el combo parece infalible.

Hace pocos días en plena avenida porteña del Libertador una gigantografía de vía pública de la marca Arredo despliega un imponente jardín vertical natural.

Los jardines verticales naturales desarrollados en las publicidades de vía pública de matriz sustentable ayudan de alguna manera a reparar la deuda eco que tienen las grandes urbes con el medio ambiente. Y además aportan un bienestar estético.

¿Ahora qué pasa que esta técnica del paisajismo cuando invade las publicidades en la vía pública?

"El espacio es un recurso escaso en zonas urbanas. La proporción entre pisos y paredes suele ser de 1 en 4 y en ciudades como Buenos Aires abundan las medianeras con potencial de convertirse en jardines verticales", apunta Juan Cámera, ingeniero industrial y uno de los responsables del portal especializado.

El especialista en publicidad Juan Gujis conductor del legendario "El Show creativo" explica a Infobae: "Lo primero que hay que decir de los jardines verticales naturales, en este caso aplicados a la publicidad en vía pública es que se trata de una técnica cara. El mantenimiento es costoso. Pero es una buena iniciativa para "pegarse" a una corriente de empatía que genera la protección del medio ambiente entre la gente. Y también a la otra tendencia de las terrazas verdes, que crece cada vez más en las ciudades para disminuir la polución y contaminación y la impulsan los mismos gobiernos comunales. Hay muchas empresas interesadas en aplicar esta técnica para profundizar sus mensajes "eco", pero aún el costo es un tema a sortear".

Oasis verde en la ciudad

La marca Arredo apostó por los jardines verticales naturales aplicados a su publicidad en vía pública a fondo y en el espíritu de comunicar una nueva etapa de su negocio.

Marcia Panizza, responsable de comunicación de Arredo precisa a Infobae: "La idea con los jardines verticales naturales aplicados a vía pública fue promover un estilo de vida basado en el disfrute de cada momento, la valoración del tiempo, la búsqueda de la felicidad en las pequeñas cosas y en el retorno al contacto con la naturaleza".

"La instalación de un jardín vertical representa el inicio de un cambio integral de experiencia de la marca que promueve mejorar el medio ambiente que compartimos todos: empleados, clientes, visitantes, caminantes y conductores, entre otros. Los jardines verticales naturales son una pausa en medio de un día agitado, una vidriera amigable, un descanso visual impensado en la ciudad. Arredo modifica el paisaje y trae alegría a quienes se cruzan a su paso", remarca Panizza.

Está comprobado que la incorporación de jardines verticales naturales en el medio ambiente, ya sean externos o internos, aportan eco-beneficios como por ejemplo: mejorar la calidad del aire que respiramos, constituir una fuente generadora de oxígeno, contribuir a la retención de polvos, al aprovechamiento del agua de lluvia y al ahorro de energía, ayudar a disminuir la contaminación sonora, a la absorción de los gases contaminantes y a regular la temperatura.

Refuerza Gujis: "Hoy todos y más aún quienes vivimos y transitamos las ciudades estamos preocupados por la protección del medio ambiente. El cartel de la marca Arredo y otros como fue la campaña de Coca Cola Life son esfuerzos en ese sentido. Pero si se trata de acciones aisladas, no alcanza"

Gujis escribió un libro que para algunos es considerado una biblia Código Gujis: los 10 mandamientos de la publicidad y opina sobre la revalorización de los espacios en vía pública para comunicar mensajes publicitarios: "En vía pública hoy todos tratan de hacer cosas distintas y por eso los mensajes en vía pública o publicidad exterior se han convertido en el medio publicitario fundamental para transmitir mensajes. Y lo digo yo que soy un hombre de la gráfica y la televisión".

¿Un nuevo tipo de publicidad?

Los jardines verticales naturales aplicados a la vía pública expresan definitivamente una nueva manera de publicidad y también una gran idea, "combustible esencial" que necesita la publicidad para sorprender.

Dice Emiliano Goytea, de GWall: "De esta manera las empresas pueden contar sus valores y compromiso hacia el cuidado del medio ambiente. Además está muy expuesto y llama la atención. Definitivamente se puede hablar de publicidad sustentable ya que los jardines verticales son una fuente generadora de oxígeno, mejoran la calidad de aire, contribuyen con la absorción de gases contaminantes, amortiguan ruidos, regulan la temperatura y colaboran con el ahorro de energía. Retienen y aprovechan el de agua de lluvia y proveen una sensación de bienestar en los espacios donde se encuentran".

En el mercado local, GWall ha brindado soluciones a marcas como Arredo, American Express, Coca Cola Life, Aeropuertos 2000, y a organismos ciudadanos como Casa Rosada y AUSA, entre otros.

En el mundo, existen marcas globales que también se unieron a la tendencia de los jardines verticales. Entre ellas, Adidas, Mc Donalds, Mercedes Benz, Banco PNC, Coca Cola, Emirates Airlines.

Gujis al respecto puntualiza: "El gran desafío de la publicidad actual es encontrar a los públicos. ¿Adónde están? en tiempos de hiperinformación en diversos formatos, en algún momento todos salimos a la calle y ahí nos encuentra la vía pública".

"Hace unos años la agencia de publicidad Liebre amotinada armó a lo largo de tres cuadras de la calle Florida con motivo del día de la primavera unos pequeños jardines, repletos de pasto y plantas. Y lograron amplificarlo a los medios causando gran impacto. Todos debemos hacer cosas más concretas y responsables por el medio ambiente y los mensajes publicitarios pueden ser inspiradores al respecto".