Estudiantes de EEUU hicieron una vigilia en memoria de Sotloff

 EFE 163
EFE 163
 EFE 163
EFE 163
 EFE 163
EFE 163
 EFE 163
EFE 163
 EFE 163
EFE 163

Estudiantes de la Universidad de la Florida Central (UCF, en inglés) realizaron una vigilia en memoria del periodista estadounidense Steven Sotloff, asesinado por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

Steven Sotloff, de 31 años y nacido en Miami, fue alumno de la UCF y trabajaba para distintos medios locales hasta que viajó a Oriente Medio y comenzó a colaborar con la revista Time y Foreign Policy.

La vigilia fue organizada por distintos grupos ligados a la UCF, dijo la vocera y estudiante de periodismo de esa universidad, Melissa Catalnatto.

"Aunque no llegamos a conocer a Sotloff, lo sentimos como uno de los nuestros, fue uno de los nuestros", dijo Catalnatto, quien subrayó que el periodista "murió haciendo lo que más amaba, el periodismo".

Sotloff trabajaba como reportero del periódico universitario Central Florida Future en 2004, cuando decidió convertirse en periodista independiente y cubrir conflictos internacionales.

 EFE 163
EFE 163

"Nuestra familia de UCF está de luto por la muerte de Steven", dijo a la agencia EFE el presidente de la Universidad de la Florida Central, John Hitt.

La UCF se une "a los millones de personas que alrededor del mundo sienten indignación por este acto tan injustificable y despreciable", añadió Hitt, en referencia al vídeo en el que se muestra la decapitación del periodista.

"Necesitamos estar unidos, apoyarnos unos a otros como la familia que somos", escribieron en su página de la red social Facebook los estudiantes organizadores del evento.

Sotloff, reportero independiente con experiencia en Oriente Medio, fue capturado en agosto de 2013 cerca de la frontera entre Siria y Turquía.

En la grabación, titulada "Un segundo mensaje a los Estados Unidos", el verdugo de Sotloff atribuye su muerte a los ataques selectivos del Gobierno estadounidense contra posiciones del ISIS en Irak y amenaza de muerte a un tercer rehén, el británico David Haines, tras el asesinato en las mismas condiciones del reportero estadounidense James Foley.