AFP 163
AFP 163

Un sondeo de la encuestadora Datafolha, divulgado el viernes, muestra a Silva y Rousseff (Partido de los Trabajadores, izquierda) empatadas en el primer turno con 34%. En el segundo turno, la victoria sería para Silva sobre Rousseff por 50% contra 40%.


Es la tercera encuesta que le da la victoria a Silva, designada presidenciable por el Partido Socialista (PSB) tras la muerte del candidato Eduardo Campos, del cual era candidata a vice, en un accidente aéreo el 13 de agosto.


La intención de voto de Marina Silva subió entre el 18 y 29 de agosto de 21% a 34% en el primer turno, mientras que Rousseff cayó dos puntos porcentuales, de 36% a 34%, en esas dos semanas, precisó Datafolha.


El socialdemócrata Aecio Neves marcha tercero con 15% de la intención de voto. Perdió cinco puntos en ese período.


Marina Silva vencería en el ballotage a Dilma Rousseff con el 50% contra el 40%

Marina Silva ha prometido ser la primera presidente "pobre y negra" de Brasil, lo cual le ha valido que algunos analistas la llamen "Lula con faldas" al compararla con el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), un ex obrero metalúrgico que fue alfabetizado en la adolescencia.


Criada en una comunidad de recolectores de caucho en la Amazonia, Silva aprendió a leer y escribir a los 16 años, pero terminó siendo electa senadora y luego fue ministra de Medio Ambiente del gobierno de Lula.


La encuesta se basó en 2.874 entrevistas en 178 municipios brasileños entre el 28 y 29 de agosto. Tiene un margen de error de 2 puntos porcentuales.


Bandera gay

Marina Silva, de 56 años, presentó el viernes su programa de gobierno con un fuerte énfasis económico en el que propone que Brasil reforme su mercado de crédito y capitales, reduzca la burocracia y la carga tributaria, y mejore su infraestructura.


"Brasil tiene que recuperar credibilidad, ya que es la única forma de que vuelva a crecer", enfatizó la ecologista durante la presentación de su propuesta, que coincidió con el anuncio del PIB del segundo trimestre, que se contrajo 0,6%.


El indicador, sumado con la revisión a -0,2% del 1T, colocó a Brasil en recesión técnica.


 AFP 163
AFP 163

El programa de gobierno de Silva fue recibido con buenos ojos por el mercado.


"Brasil está con un crecimiento que lamentablemente lleva a una situación de muchas dificultades. Es necesario que haya inversiones y un ambiente adecuado" para éstas, comentó la candidata durante un encendido discurso.


Silva, una evangélica de la conservadora Asamblea de Dios, incluyó además en su programa un apoyo al matrimonio entre homosexuales, pese a que ella misma antes se oponía.


En el capítulo titulado "Ciudadanía e Identidades" del programa de gobierno lanzado este viernes en San Pablo, Silva se plantea "apoyar propuestas en defensa del casamiento civil igualitario", así como "eliminar obstáculos a la adopción de niños por parte de parejas homoafectivas".


El programa dice que, de ganar las elecciones, Silva impulsará la aprobación de proyectos de ley y reformas constitucionales para que se establezca el matrimonio entre personas del mismo sexo.


Señala además que apoyará la aprobación de una ley que criminaliza la discriminación basada en la orientación sexual, tal como ya se ha hecho con aspectos raciales o religiosos.


Marina Silva aprendió a leer y escribir a los 16 años

Además, se incluirá en un plan nacional de educación el combate a la homofobia, desarrollando material didáctico "destinado a crear conciencia sobre la diversidad de la orientación sexual y las nuevas formas de familia".


La ecologista ya había sido candidata a la presidencia en 2010 con el Partido Verde, cuando sorprendió al conquistar casi 20% de los votos en la primera vuelta.


Aunque desde entonces quería volver a disputar la presidencia, no logró las firmas necesarias para registrar su partido Red Sustentabilidad en la justicia electoral, por lo cual decidió en 2013 acompañar a Campos.