Reuters 163
Reuters 163

Las imágenes conmovieron en un primer momento a la prensa británica, sobre todo a aquella que dedica cientos de horas a buscar a los famosos por todos las discotecas y restaurantes más exclusivos. Y esta vez no fue la excepción.

Es que las fotografías que muestran a Rupert Grint en un estado no del todo presentable están dando la vuelta al mundo, aunque tienen una explicación. Grint, uno de los máximos protagonistas de la exitosa saga fílmica Harry Potter, fue sorprendido por papparazzi a la salida de su performance en el musical que se desarrolla en Broadway, Nueva York, llamado It's Only a Play.

Al salir del teatro, Grint lucía una imagen completamente diferente a la que se le conoce por su participación en las películas de J.K. Rowling. Visiblemente ojeroso, vestido de negro y con los pelos revueltos, su figura dio rienda suelta a la imaginación e hizo pensar mal respecto a su salud.

En su actuación en Broadway, Grint comparte escenario con F. Murray Abraham, Matthew Broderick, Stockard Channing, Nathan Lane, Megan Mullally y Micah Stock. En ella los actores interpretan una comedia musical en la cual parodian a la industria del teatro en Broadway. Para el ex Harry Potter, éste representa su debut en esta avenida neoyorkina, cuya producción es de Terrence McNally.