Las tropas libanesas se enfrentaban este jueves a hombres armados en una zona de mayoría sunita fronteriza con Siria en la que ya se habían registrado combates hace tres semanas, informó un responsable de los servicios de seguridad.

"En la madrugada, hombres armados dispararon contra un retén del ejército de madrugada en los suburbios de la localidad de Aarsal, sin causar heridos. Los enfrentamientos continuaban a media jornada", dijo la fuente que pidió el anonimato.

"El ejército utiliza su artillería y misiles de tipo Grad", precisa la fuente.

El 2 de agosto, unos yihadistas procedentes de Siria atacaron al ejército en Aarsal, una localidad cercana a la frontera siria, y los combates entre los dos bandos causaron 19 muertos en las filas de los militares y varias decenas entre hombres armados y civiles.

Los yihadistas secuestraron entonces a 19 soldados y a 15 policías libaneses que quieren canjear por presos islamistas.

El conflicto en Siria ha exacerbado las divisiones y las tensiones intenconfesionales en Líbano. Los sunitas son partidarios de sus correligionarios que luchan contra el régimen mientras que los chiitas son favorables al presidente Bashar al Asad. De hecho el movimiento chiita Hezbolah combate en el bando del ejército sirio.