AP
AP
Reuters
Reuters
AFP
AFP
AFP
AFP

El movimiento palestino islamista Hamas, que controla la Franja de Gaza, no obtuvo ninguna de sus demandas para firmar el alto el fuego, dijo el miércoles el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, en su primera declaración pública desde el fin de los combates.


Todavía es demasiado pronto para "saber si la calma se instaló por un largo tiempo", agregó Netanyahu, quien participó de una conferencia de prensa en Jerusalén acompañado por el ministro de Defensa, Moshé Yaalon, y el jefe del estado mayor, Benny Gantz.


"No toleraremos ningún disparo hacia Israel y nuestra respuesta será aún más dura", advirtió el primer ministro.


"Hamas fue duramente golpeado y no obtuvo ninguna de sus demandas para firmar el alto el fuego", dijo Netanyahu.


Todavía es demasiado pronto para "saber si la calma se instaló por un largo tiempo"

"Hamas exigía para firmar el alto el fuego un puerto y un aeropuerto en Gaza, la liberación de los prisioneros palestinos, una mediación qatarí y luego turca, el pago de los salarios de los funcionarios y otras cosas más, pero no obtuvo nada", insistió el jefe del gobierno israelí.


"Aceptamos ayudar a la reconstrucción del territorio por razones humanitarias, pero únicamente bajo nuestro control", agregó Netanyahu.


El primer ministro israelí afirmó que la operación Margen Protector fue un "éxito" y que "Hamas no había sufrido tal derrota desde su fundación".


AFP
AFP

"Destruimos los túneles de ataque, matamos a unos 1.000 soldados enemigos, incluidos importantes dirigentes del movimiento, destruimos miles de cohetes y centenares de posiciones de mando", detalló el primer ministro israelí.


"Evitamos atentados terrestres en el suelo israelí e impedimos gracias al sistema antimisiles Escudo de Acero la muerte de miles de israelíes", afirmó.


A un periodista que le interrogaba sobre el hecho de que Hamas cantaba victoria, Netanyahu sugirió "no dejarse impresionar por sus festividades, ya que Hamas sabe perfectamente el precio que ha pagado".


Cuando se le preguntó acerca del futuro de las negociaciones con los palestinos, el primer ministro israelí se negó a dar detalles, pero aseguró que a Israel le gustaría "ver a Mahmud Abbas en el poder en Gaza".