"Cebador de tereré": cómo los legisladores paraguayos acomodan a sus familias

  163
163

En Paraguay crece el descontento con el funcionamiento de la legislatura, luego de que se conociera que varios diputados y senadores han contratado como asesores a familiares directos y cercanos, en algunos casos, con contratos jugosos y con cargos insólitos.

Por ley, el funcionariado del Estado debe rendir cuentas de los salarios. Según consigna el diario ABC, cerca de 50 funcionarios son los que han contratado a familiares. Pero lo que más sorprende es que en muchos casos, estos asesores apenas tienen 18 o 19 años, sin ningún tipo de experiencia ni título académico.

Hasta un legislador llegó a contratar a su hija como asesora, siendo ella menor de edad.

Lilián Samaniego es la dirigente que encabeza la lista de la indignación, con ocho contratos, seguida por Oscar Salomón, con siete. Oscar González Daher, Derlis Osorio y Roberto Acevedo, en tanto, contrataron a seis cada uno. Mientras que Carlos Amarilla, Mario Abdo, Arnoldo Wiens y Enrique Bachetta no superan los cinco contratos.

Las denuncias, por un lado, radican en la falta de preparación de estas personas, que a fin de mes terminan percibiendo salario sumamente superiores con relación a la media que se abona en Paraguay. Sin embargo, lo que tal vez genera mayor indignación es la creación de puestos con títulos insólitos.

Algunos han sido contratados como Director de fotocopias, Director de mozos o Cebador de tereré. En otros casos hasta se ha superpoblado un solo puesto como el de ascensorista al contratar a cuatro personas para un solo ascensor.

De acuerdo con lo publicado por ese medio paraguayo, algunos de estos jóvenes perciben salarios cercanos a los 1.700 dólares. Los sueldos de los 49 asesores confirmados suman cerca de 843 mil dólares anuales.

"En algunos casos, los actuales o ex parlamentarios lograron ubicar hasta a tres hijos, todos adolescentes, como funcionarios permanentes en una de las Cámaras", aseguró una fuente a ABC, al tiempo que cita a los diputados Olga Ferreira, Salustiano Salinas y María Caríssimo y a los ex legisladores Nelson Segovia y Blas Lanzoni.

El caso del ex diputado Luis Neumann es uno de los más insólitos, ya que contrató a su propia hija, de apenas 17 años como su asesora, con un sueldo mensual de 1.300 dólares.

El Congreso de Paraguay destina poco más de 50 millones de dólares en salarios, bonificaciones y distintas gratificaciones de los 3.364 funcionarios de la Cámara de Diputados y Senadores. Esto representa un 40 por ciento del dinero que recibe el Poder Legislativo desde el Estado.