@TimeoftheCaliphate
@TimeoftheCaliphate

Las fotografías fueron publicadas en la cuenta @TimeoftheCaliphate, que tiene 3.500 seguidores, y junto a ellas puede leerse la frase: "Enseñen a los niños a cortar cuellos, porque de lo contrario en el futuro habrá cabezas podridas".

En una de las escenas se puede observar a un niño, vestido como terrorista islámico, sosteniendo del cabello a un muñeco rubio que viste una indumentaria de color naranja, igual que la del fotógrafo freelance estadounidense cuando fue decapitado por un yihadista presuntamente británico en Irak.

Mientras que en la segunda imagen sólo aparece el muñeco tirado en el suelo, pero con su cabeza cortada por un cuchillo en obvia alusión a la suerte que corrió el trabajador de prensa norteamericano, quien había sido secuestrado en noviembre de 2012 en Siria.

Dentro del perfil @TimeoftheCaliphate, que es manejado por un integrante del grupo yihadista Estado Islámico (EIIL), también se subieron capturas del video del horrendo asesinato de Foley, que fue publicado en Internet a principios de la semana pasada.

Estas escalofriantes imágenes fueron publicadas luego de que el terrorista australiano Khaled Sharrouf también mostrara una fotografía de su hijo de apenas siete años de edad sosteniendo una cabeza decapitada en Siria con la leyenda: "Ése es mi chico".

Tras la desaparición de Foley, sus padres recibieron un correo electrónico el 12 de agosto de 2013 en el que los yihadistas confirmaban que lo iban a matar.

@TimeoftheCaliphate
@TimeoftheCaliphate

El e-mail decía: "Usted y sus ciudadanos tendrán que pagar el precio de sus atentados, y la primera de nuestras víctimas será el ciudadano estadounidense James Foley. Él será ejecutado como un resultado directo de sus transgresiones hacia nosotros".

La familia de la víctima decapitada por el terrorista, que según las agencias de inteligencia británicas sería un cantante de rap de 24 años que vivió en Londres, recibió otro correo electrónico a finales del año pasado en el que se le exigía 80 millones de libras esterlinas (el equivalente a más de 130 millones de dólares) a cambio de la liberación del periodista.

Niños de tan sólo 13 años, entre ellos el belga Younes Abaaoud, han sido reportados como reclutados por el EIIL, cuyos tentáculos ya abarcan a todo el Medio Oriente, según publica el periódico The Daily Mail.

En tanto que los mayores de 16 son atraídos por los grupos yihadistas con las promesas de que recibirán automóviles, armas y dinero, una práctica que ya recibió la condena de las Naciones Unidas.

La

recurrente

aparición de imágenes en las diversas redes sociales de menores de edad en actitudes similares a las de los terroristas islámicos ha generado una

alarma a nivel mundial,

y por ellos sitios web como

Twitter

y

YouTube

ya se comprometieron a

luchar contra la viralización

de este tipo de propaganda.


 163
163