AFP 163
AFP 163

"Estamos muy preocupados por lo ocurrido hoy, condenamos la reanudación de los disparos de cohetes y, como lo hemos dicho, Israel tiene el derecho a defenderse de esos ataques", declaró la vocera del Departamento de Estado, Marie Harf, quien responsabilizó al grupo terrorista Hamas por disparar cinco misiles contra territorio israelí cuando las delegaciones en El Cairo negociaban la posibilidad de una tregua duradera.

"Llamamos a poner fin inmediatamente a los disparos de cohetes y a la reanudación de las conversaciones para lograr un cese del fuego", reiteró Harf y expresó que se espera una tregua "durable" o al menos una "prolongación del cese del fuego temporario".

Los misiles fueron lanzados este martes, cuando todavía regía el cese del fuego prolongado ayer tras las conversaciones en la capital egipcia. Tras el ataque de los terroristas, el primer ministro Benjamin Netanyahu ordenó a la delegación de su país que se retirara. "Están rompiendo el alto el fuego. Están rompiendo la premisa de las conversaciones", explicó un funcionario.

"Las negociaciones de paz con Hamas no sirven a los intereses de seguridad de Israel, así que no hay razón para proseguir", explicó, por su parte, el ministro israelí de Interior, Gideon Sa'ar, citado por el diario local Yediot Aharonot.

Los cohetes impactaron en territorio israelí. En respuesta, el Ejército israelí llevó a cabo un ataque aéreo contra la Franja de Gaza por primera vez desde hace varios días. El ataque apuntó a los alrededores de Beit Lahiya, en el norte del enclave palestino. Por el momento no se han registrado víctimas.

Palestinos e israelíes habían retomado los contactos indirectos a través de la mediación egipcia el domingo con el objetivo de extender y convertir en permanente el alto el fuego acordado hace cinco días y que concluía a la medianoche israelí. Pero estas conversaciones se vieron truncadas por la provocación de Hamas.