AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163

El Partido Socialista Brasileño (PSB) anunció hoy el inicio del proceso de consulta para nombrar al sucesor del candidato presidencial Eduardo Campos, quien falleció el pasado miércoles cuando el avión en el que viajaba se estrelló en Santos, a unos 70 kilómetros de San Pablo.

"Sepultado nuestro líder, el PSB abre el proceso de consultas para la construcción de la alternativa política consensual a ser adoptada por su Ejecutiva Nacional, instancia del partido adecuada para las decisiones de esa magnitud", afirmó el presidente de la formación, Roberto Amaral, en un comunicado.

Amaral informó que las primeras personas en ser consultadas serán la viuda de Campos, Renata Campos; Marina Silva, segunda en la fórmula del ex gobernador de Pernambuco, y los demás partidos que integran la coalición.

"Eduardo Campos nos legó el deber de convertir su lucha en una realidad, que es la de todos nosotros: construir un Brasil próspero y justo, bandera del Partido Socialista Brasileño (PSB). Su tragedia aumenta nuestros compromisos con la defensa del crecimiento y de la justicia social. Su ejemplo de lucha y vida es nuestro compromiso con la nación, que busca un soplo de renovación", añade la nota.

Está previsto que el PSB anuncie el nombre de los nuevos candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia a mitad de semana, aunque la fecha todavía no fue definida. De acuerdo con los plazos que establece la ley electoral brasileña, la decisión del partido deberá ser definida antes del sábado 23 de agosto.

Los medios de comunicación brasileños dan por sentado que la ecologista y ex ministra de Medio Ambiente, Marina Silva, será la nueva candidata del Partido Socialista en las elecciones presidenciales del 5 de octubre y la incógnita gira en torno a quién será el aspirante a vice.

"Tengo el sentido de responsabilidad y el compromiso impuesto por la pérdida de Campos", dijo Silva a periodistas al aterrizar en Recife, en el noreste de Brasil, el sábado, para participar del funeral.

Más de 160.000 personas participaron este domingo en el velatorio de Campos, de 49 años y padre de cinco hijos, quien murió en el accidente aéreo junto con otras seis personas cuando se dirigía a un compromiso de campaña.

 AFP 163
AFP 163

Los lugareños hicieron filas durante horas para presentar sus respetos ante el ataúd de Campos y participar de una misa al aire libre a la que asistieron muchos funcionarios, incluyendo a la presidente Dilma Rousseff y a su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva. Rousseff fue brevemente abucheada a su llegada.

 AFP 163
AFP 163