Apelaron la realización del examen de ADN al supuesto hijo de Marita Verón

 Télam 162
Télam 162

El pasado viernes, la Justicia Federal de Córdoba había ordenado realizar un examen de ADN a un menor de edad de la ciudad de Alta Gracia, ante los indicios de que podría tratarse del hijo que habría gestado María de los Ángeles Verón, la joven tucumana desaparecida tras haber sido secuestrada por una red de trata sexual.


La sospecha surgió de una investigación derivada de la intervención de los servicios sociales de la comuna de Alta Gracia, quienes habrían solicitado un estudio ambiental en la humilde casa de una mujer y sus cuatro chicos. En el pueblo, era usual el comentario sobre que el menor de los cuatro chicos no era hijo de la madre de los otros tres chicos, sino de "Marita" Verón y del "Chenga" Gómez, uno de los acusados por su secuestro y desaparición.


"La información difundida por algunos medios es verdadera", indicó Susana Trimarco, madre de Marita, un día después de la noticia, aunque aclaró: "Nunca fue mi intención que el caso tomara estado público para preservar la investigación y los derechos de los menores involucrados".


  162
162

"Mis abogados y yo hemos solicitado que se realicen de manera inmediata los análisis de ADN con el fin de verificar su filiación, y determinar hijos de quiénes son los chicos en cuestión", agregó. Según Trimarco, los chicos "habrían estado sometidos a todo tipo de abusos y maltratos por parte de esa mujer".


Sin embargo, este martes la asesora del fuero federal, Mercedes Crespi, afirmó en declaraciones a Cadena 3 que la decisión del juez federal Nº 2, Alejandro Sánchez Freytes, "es invasiva e infundada", ya que "no hay motivos para presumir que el niño sería hijo de Marita Verón".


"Lo que es la extracción y el cotejo de ADN debe hacerse con ciertas garantías; en el Código Procesal Penal está establecido, y nosotros entendemos que no se dan estas condiciones. La extracción de la muestra ya se hizo en el marco de una causa de la provincia que no tiene nada que ver con la investigación de un delito, por lo cual está mal y se vulneran los derechos del niño", detalló Crespi.