Blejer sostiene que un default no es un crimen y que la inflación está controlada

 Télam 162
Télam 162

Mario Blejer afirmó, en cuanto al nivel macroeconómico del país, que "tenemos un proceso inflacionario alto pero controlado, por lo que no llega a convertirse en una hiperinflación".

Aseveró que el país ostenta la inflación más alta después de Venezuela y que ocupa el 7 u 8 a nivel mundial. Sin embargo, no estamos en una situación donde vamos a desembocar en una crisis. "Lo que pasa es que tenemos una combinación poco conducente a mejorar los niveles de vida".

Mario Blejer: "Tenemos una combiación poco conducentes a mejorar los niveles de vida"

El economista participó de la primera jornada de Expoestratega, donde aseguró que el mayor déficit es la falta de inversión adecuada, sumado a un ambiente de poca confianza que ha llevado a que Argentina tenga un déficit importante desde el punto de vista de inversión, tanto privada como pública, local o externa. Aseguró que el nivel de inversión cayó al 17% del PBI.

El también vicepresidente del Banco Hipotecario indicó que hay 5 variables que importan al país: la situación de China, Brasil, el real, el precio de la soja y el nivel de liquidez internacional.

El nivel de inversión bruta interna cayó a 17 pore ciento del PBI

El destacado economista que pasó a formar parte de los equipos técnicos de campaña de Daniel Scioli indicó que "la economía real de Argentina se detuvo tras crecer a tasas satisfactorias y está en una recesión, si bien no a niveles preocupantes. "Casi todas las variables que determinan la demanda también han dejado de crecer", remarcó.

Indicó que en 2009 la economía creció a tasas altas, con estabilidad de precios y acumulando reservas. "El problema es que los pilares sobre los cuales el crecimiento se llevó a cabo fueron: el equilibrio en la balanza de pago y un presupuesto balanceado o con cierto grado de superávit. Estos dos pilares hoy se destruyeron. Hoy no tenemos equilibrio externo ni interno", aseveró.

Blejer ponderó los acuerdos que hizo el Gobierno para poder acceder al mercado financiero internacional, "que no significa aumentar el endeudamiento", como el acuerdo con Repsol, con el Club de París, resolver los juicios con varias empresas que acudieron al CIADI y la normalización de las estadísticas de precios y PBI en acuerdo con el FMI, pero quedan pendientes los holdouts y el default residual: "Si no se resuelven todos los puntos, no podremos construir el puente que nos lleve de vuelta a la escena internacional", concluyó.